Bale, Lucas y Asensio: duelo a tres bandas
Benzema Vinicius Real Madrid
Goles contra la desconexión
4 marzo, 2019
De Jong Modric Ajax Real Madrid
De Jong, el jugador total
4 marzo, 2019

Duelo a tres bandas

Bale Real Madrid Levante Lucas Vázquez

Bale, Lucas y Asensio luchan por un puesto en el costado derecho del ataque del Real Madrid. El galés desperdició otra oportunidad en el Clásico

La competencia entre jugadores suele ser beneficiosa para todo el equipo, aunque también puede dar lugar a situaciones de conflicto. El Real Madrid ha conocido las dos caras de la misma moneda esta temporada con un claro ejemplo en la banda derecha, donde Gareth Bale, Lucas Vázquez y Marco Asensio protagonizan una pelea encarnizada sin claro vencedor hasta el momento.

Si hay alguien a quien no se esperaba en esta situación es al galés, quien estaba llamado a ser el jugador franquicia del conjunto blanco tras la marcha de Cristiano Ronaldo. Su rendimiento ha estado lejos de las expectativas hasta el punto de que un recién llegado como Vinicius Júnior le ha pasado por encima. Como ya sucediera en su momento con Zinedine Zidane, el de Cardiff se ha visto relegado al banquillo con asiduidad, una circunstancia que no ha encajado de la mejor manera.

Calidad vs. sacrificio

En los últimos meses ha protagonizado diversas polémicas como su espantada del Bernabéu en pleno partido ante la Real Sociedad y su corte de mangas en el Wanda Metropolitano. Sin embargo, el episodio más reciente y grave de todos se produjo en el Ciudad de Valencia, donde se negó a calentar antes de entrar desde el banquillo y tuvo un feo gesto con Lucas Vázquez y el resto de sus compañeros tras marcar de penalti.

Al margen quedan otras circunstancias ya conocidas como su nula integración en el vestuario, lo que denota una falta de compromiso que ha colmado la paciencia de buena parte del madridismo. Si ha seguido entrando en los planes de Santiago Solari pese a todos estos desplantes, es porque puede ser determinante en cualquier encuentro, tal y como demostró en la final de Kiev.

Un futbolista intermitente y con nulo compromiso defensivo, pero cuya capacidad goleadora está fuera de toda duda. Todo lo contrario que Lucas Vázquez, quien no destaca por su virtuosismo pero se ha convertido en la opción preferida del técnico argentino a base de constancia y sacrificio. El gallego pasa por su mejor momento en el Real Madrid al haberse convertido en mucho más que un revulsivo.

El carro de Asensio

La alternativa a estas dos opciones tan distintas es la de Marco Asensio, un jugador que parecía estancado en los últimos tiempos y al que Solari está tratando de rescatar para que entre en la dinámica del equipo. Su importante papel en las últimas dos Champions es un argumento a su favor, pero debe mejorar el nivel mostrado en la presente temporada y demostrar una mayor ambición.

Y es que todavía pesan aquellas famosas declaraciones (“no tengo que tirar del carro”) del pasado mes de noviembre para una hinchada que sigue esperando su explosión definitiva. El gol que marcó en la ida de la eliminatoria frente al Ajax invita a creer en que no todo está perdido con el de Mallorca.