Real Madrid - Ajax: cierren filas
El sueño de Courtois
4 marzo, 2019
El Rey del K.O.
4 marzo, 2019

Cierren filas

La defensa del Real Madrid tendrá que contener al Ajax con la importante ausencia de Sergio Ramos, quien sostuvo al equipo en la ida

Completar el pase a cuartos de final de Champions sin excesivos problemas dependerá en gran medida de la consistencia defensiva que muestre el Real Madrid. Una tarea para la que no estará Sergio Ramos, quien cumplirá suspensión tras ver en Ámsterdam la tercera tarjeta amarilla en lo que va de competición.

Una ausencia que, en caso de que los de Solari logren el pase, será mucho más preocupante de cara a los cuartos de final, ya que la UEFA le aumentó el periodo de sanción por buscar la tarjeta para pasar limpio a la siguiente ronda, como el propio jugador reconoció en zona mixta. La metedura de pata le puede salir muy cara a los blancos, quienes tendrán que aprender a arreglárselas sin su capitán ante lo que está por venir.

Nacho como garantía

Por tanto, el Real Madrid se encuentra frente a la misión de cerrar filas en defensa sin su futbolista más importante en este tipo de situaciones. Ya lo demostró en el partido de ida, en el que la portentosa actuación del sevillano sostuvo a un equipo desbordado en todos los aspectos. Por carácter, liderazgo y aptitudes defensivas, Ramos ha demostrado ser una pieza fundamental en aquellos encuentros en los que toca sufrir.

Para su fortuna, los blancos cuentan con el mejor sustituto posible en estas circunstancias, que no es otro que Nacho Fernández. El canterano ha destacado en las últimas temporadas por ser un reemplazo de garantías en cualquier puesto de la defensa. Incluso en partidos de máxima exigencia, en los que ha exhibido un aplomo tranquilizador para el resto de sus compañeros. Ya lo demostró en la pasada final de Champions, en la que entró a los 36 minutos en sustitución del lesionado Carvajal y cumplió con creces. Exactamente lo mismo que hizo en la ida de octavos del curso anterior ante el PSG, duelo en el que se las arregló para frenar a Neymar.

Esfuerzo colectivo

En cualquier caso, el objetivo de hacerse fuertes atrás corresponderá a todo el bloque. Será necesario mostrar intensidad y que centrocampistas y atacantes ayuden en la medida de lo posible. Sin todo esto, cualquier rival a estas alturas de la competición puede suponer un peligro, como ya se comprobó hace tres semanas en el Johan Cruyff Arena. En aquel choque, el Madrid concedió hasta 11 remates de su rival en los primeros 45 minutos, su peor registro en una primera parte de esta Champions.

De los 16 clubes que sobreviven en la competición, los blancos son el sexto que más disparos ha recibido por parte de sus rivales, un total de 90. Cifra que está lejos de los 61 que ha permitido el Atlético o los 66 del Liverpool. En un equipo que marca menos goles desde la marcha de Cristiano Ronaldo, puede que la clave esté en compensar esa carencia concediendo menos atrás. Los números demuestran que hay margen de mejora.