El hartazgo con Bale ("que se vaya a jugar al golf") o el lío que hay montado en el Real Madrid con su salida
Pogba
Está muy cabreado (y se lo cuenta a Zidane): la última de Pogba en el United es muy gorda
14 abril, 2019
Wanda Nara
Los desnudos de Wanda Nara o por qué Florentino Pérez no quiere saber nada de Icardi
15 abril, 2019

El hartazgo con Bale (“que se vaya a jugar al golf”) o el lío que hay montado en el Madrid con su salida

Bale

Son muchas las razones por las que al Real Madrid se le está haciendo eterno este tramo final de temporada. A la difícil circunstancia de no optar a ningún título se le suma la situación de ciertos jugadores a los que se desea perder de vista cuanto antes. Es el caso de Gareth Bale, cuya desagradable atmósfera que se ha generado a su alrededor se prolongará de forma irremediable hasta el mes de junio. Será entonces cuando en el club blanco se pase definitivamente a la acción con una venta que no se antoja tan fácil como cabía esperar en un principio.

Hasta entonces, no queda otra que seguir escuchando los pitos del Santiago Bernabéu al galés mientras éste parece perdido en su propio mundo. Un futbolista que se muestra totalmente ajeno a todo lo que sucede a su alrededor (“Adivinad quién no fue a la cena del Real Madrid”: los tres jugadores que se escaquearon) y que se ha dejado llevar en lugar de rebelarse contra la adversidad. Su comportamiento no hace sino alimentar las críticas y los chascarrillos tan habituales sobre él. Los ejemplos más claros están en las redes sociales, donde no son pocos los aficionados madridistas que desean su salida para “que se vaya a jugar al golf” cuanto antes.

El club lo tiene más que claro

Al de Cardiff ya no le queda el más mínimo apoyo dentro del Real Madrid. Aunque Florentino Pérez siempre se caracterizó por defenderle a capa y espada, lo ocurrido en la presente campaña no admite ninguna justificación. De ahí que la decisión de traspasarle sea irrevocable para la entidad, donde andan muy decepcionados con quien en 2013 llegó como una clara apuesta presidencial para, entre otras cosas, asegurar un relevo de Cristiano Ronaldo a largo plazo. El problema actual reside en que ni el jugador ni su agente parecen darse por aludidos y aseguran tener la intención de continuar en la capital española. Sin embargo, llegado el momento de solucionar el entuerto, en el club no se andarán con miramientos para indicarle la puerta de salida.