¿Y ahora qué le espera al Atlético?

Se acabó la Champions para el Atlético, la gran ilusión de la temporada. Tras caer de una manera digna ante el Real Madrid, a los rojiblancos sólo les queda mirar hacia adelante. Estos son los asuntos principales que el equipo colchonero deberá acometer a corto y medio plazo.

Lo primero de todo, asegurar la tercera plaza

Pese a que ya no existen posibilidades de título, el Atlético todavía no ha asegurado sus objetivos deportivos de la temporada, falta la tercera plaza en LaLiga que da acceso directo a la Champions. Con cinco puntos más que el Sevilla y el golaveraje ganado a falta de dos jornadas, sólo una catástrofe evitaría que los de Simeone cumpliesen su meta. El próximo domingo puede ser el día, fecha en la que los colchoneros visitan a un Betis en horas bajas mientras que los hispalenses van al Santiago Bernabéu para vérselas con un Real Madrid que se juega la competición.

Despedida del Calderón…

Será el aspecto más emotivo que marque los próximas semanas del club, la marcha del Vicente Calderón. El último encuentro de los rojiblancos en el que ha sido su hogar durante 50 años tendrá lugar el próximo 21 de mayo en la última jornada de LaLiga frente al Athletic, fecha para la que hay programada varios actos sorpresa. Además, el 28 de mayo, un día después de que se celebre allí la final de Copa, se disputará un partido entre leyendas del Atlético y del fútbol mundial.

… Y mudanza al Wanda Metropolitano

No menos importante resultará la mudanza al Wanda Metropolitano y todo lo que conllevará. Aunque será duro dejar atrás la atmósfera única del Calderón, la marcha a un nuevo recinto de última generación y con aforo para 70.000 espectadores no tiene por qué resultar un proceso traumático. Cabe recordar que la finalización de las obras del nuevo estadio está programada para el próximo 30 de junio y que ya hay más de 48.500 abonados.

Simeone, el que no puede faltar

Pese a todos los cambios que se avecinan, la máxima certeza y motivo de tranquilidad para los aficionados atléticos reside en saber que Simeone seguirá al frente la próxima temporada. El argentino quiere estrenar el banquillo del nuevo estadio para que todo siga bien atado en lo deportivo. “Mi ilusión es seguir en el Atlético y acompañar este crecimiento que está teniendo. Sigo viendo muchas cosas favorables para seguir creciendo. Veo que el Atlético aún es virgen y tiene muchas opciones de mejora. Me imagino la temporada que viene en el Metropolitano“, aseguró en marzo.

Pendientes del TAS para poder fichar

Buena parte de lo que suceda el próximo curso se verá condicionado por lo que dictamine el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) sobre la sanción que impide al Atlético fichar jugadores en las dos próximas ventanas de fichajes. El club presentó un recurso con un procedimiento normal a cambio de que el tribunal se comprometiera a tomar una decisión antes del 1 de julio. Cabe recordar que al Real Madrid ya se le levantó la misma sanción, aunque la entidad blanca utilizó un procedimiento de urgencia.

El futuro de los jugadores más cotizados

No es algo nuevo para los rojiblancos el pasar todo un verano en vilo por el futuro de sus estrellas. Todo apunta a que hombres fundamentales como GriezmannOblak volverán a escuchar los habituales cantos de sirena por parte de los más adinerados de Europa. En el caso del atacante francés, el Real Madrid y el Manchester United son los clubes con los que más se le está relacionando, mientras que el meta esloveno también ha sido vinculado a los ‘Red Devils’.

La continuidad de Fernando Torres y Tiago

Dos futbolistas emblemáticos como son el atacante fuenlabreño y el mediocentro portugués finalizan su contrato el próximo 30 de junio. En el caso de Torres, su renovación será automática al haber cumplido los requisitos pactados en su último acuerdo, tal y como informó ‘El Partidazo de Cope’ el pasado mes de marzo. Por su parte, la continuidad de Tiago se antoja mucho más complicada, quien se ha visto muy perjudicado por las lesiones durante las últimas dos temporadas y ya expresó su deseo de partir durante el pasado mercado de invierno.