Anfield, una olla a presión en la que el Atlético debe resistir

Anfield Liverpool

Klopp y sus pupilos apelan a la épica mística de su estadio

El Liverpool se prepara para buscar una remontada que viene cocinando desde el momento en el que sonó el pitido final en el Wanda Metropolitano. Tras un partido en el que terminaron bastante picados, Jürgen Klopp y sus jugadores no tardaron en empezar a jugar la vuelta. “Les diremos ‘bienvenidos a Anfield’. Esto no ha acabado”, fue el primer aviso del entrenador alemán. “Lo celebraron como si hubieran ganado la eliminatoria después del partido. Ahora ellos vienen a Anfield y sabemos que nuestra afición estará con nosotros”, comentó también un desafiante Andrew Robertson.

El ambiente de revancha que se respira en el vestuario del Liverpool también ha sido expresado por los futbolistas a través de las redes sociales, como fue el caso de Mohamed Salah. “Anfield espera”, publicó el egipcio en su perfil oficial de Twitter. Como no podía ser de otro modo, los ‘reds’ apelan al intimidatorio rugido de su estadio para tratar de voltear la eliminatoria, el mismo que la temporada pasada ya les ayudó a firmar una remontada histórica contra el Barça en las semifinales.

Cifras arrolladoras

Con unos imponentes números en casa, no es de extrañar que en el club inglés confíen en lograr la clasificación con el apoyo de su estadio. Su última derrota como local en competición oficial se remonta nada menos que a septiembre de 2018, cuando fue vencido 1-2 por el Chelsea en un encuentro correspondiente a la EFL Cup.

Mucho más lejano resulta todavía el último tropiezo europeo del Liverpool ante su afición, el cual se produjo en octubre de 2014 por 0-3 frente al Real Madrid. Por aquel entonces, Klopp todavía no se sentaba en el banquillo de Anfield, mientras que los únicos futbolistas que participaron en aquella derrota y perduran en la actual plantilla son el capitán Jordan Henderson y Adam Lallana.

Por tanto, se trataba de un equipo que nada tiene que ver con el de ahora, el cual registra este curso en Anfield un arrollador balance de 20 victorias y un empate entre todas las competiciones, con 54 goles a favor y 22 en contra. El único conjunto que puede presumir de salir vivo del feudo ‘red’ es el Nápoles, que consiguió empatar 1-1 en la fase de grupos de Champions.

El Atlético puede repetirlo

No obstante, para alivio del Atlético, cabe señalar que ninguno de los resultados cosechados por el Liverpool en casa en la presente edición del torneo le serviría para lograr la remontada que busca ante los rojiblancos. Además de no lograr vencer en el citado duelo ante el cuadro partenopeo, los de Klopp sólo fueron capaces de ganar por la mínima ante dos rivales inferiores como fueron Red Bull Salzburgo (4-3) y KRC Genk (2-1).

Por tanto, hay motivos para la esperanza en el equipo colchonero, cuyos dos precedentes históricos en Anfield también resultan bastante alentadores. El primero se produjo en la Champions 2008/09, cuando ambos empataron 1-1 con goles de Maxi Rodríguez y Steven Gerrard de penalti. Todavía más memorable resultó su segunda visita a Anfield en la Europa League 2009/10, en la que el Atlético consiguió sellar el pase a la final gracias a un tanto de Diego Forlán en la prórroga. Ahora es al conjunto del Cholo al que le toca apagar la caldera que será el venerado templo del fútbol inglés.