El Atlético, a recuperar el muro de Oblak en Anfield

Oblak Atletico Liverpool

La actuación del guardameta se antoja determinante

Tras una noche plácida en el partido de ida contra el Liverpool, en la que no se vio exigido con ningún remate entre los palos, es previsible que a Jan Oblak le espere más trabajo en Anfield. Acostumbrado a salir al rescate de los rojiblancos en el día a día, las decisivas intervenciones del esloveno serán más necesarias que nunca.

Si se exceptúa ese duelo frente al conjunto ‘red’ en el Wanda Metropolitano, lo cierto es que el ex del Benfica está teniendo problemas para dejar su puerta a cero en los últimos tiempos, quien encadena cuatro encuentros de Liga consecutivos encajando gol ante Valencia (2-2 en Mestalla), Villarreal (3-1 en el Metropolitano), Espanyol (1-1 en Cornellà) y Sevilla (2-2 en casa). Aunque no se trata de un dato demasiado alarmante, si es atípico tratándose de un guardameta como Oblak y de un equipo como el de Diego Pablo Simeone, acostumbrados a echar el candado en la portería. 

Oblak necesita aliados en defensa

Un problema que no es achacable al rendimiento del arquero de 27 años, quien sigue sujetando al equipo colchonero con grandes actuaciones individuales, sino que está más relacionado con una mayor debilidad defensiva. De hecho, sorprende comprobar que es el segundo portero de Primera que más remates tiene que detener dentro del área con un total de 33, sólo superado por los 39 que ha parado el levantinista Aitor Fernández.

Con semejante exigencia por parte de los rivales, parece difícil que el esloveno pueda repetir los extraordinarios números que le han llevado a ser el Zamora de la competición en las últimas cuatro temporadas. Por tanto, de cara al choque en Anfield, la defensa del Atlético tendrá que volver a mostrar su mejor versión para no exigirle más milagros de lo habitual o, si tiene que intervenir, que sea en acciones que estén dentro de su alcance.

La cita supondrá que Oblak cumpla una cifra redonda, quien alcanzará los 50 partidos en Champions League. Mucho han cambiado las cosas desde que el meta debutó en este torneo frente al Olympiakos en 2014 (derrota por 3-2), encuentro que también supuso su estreno como rojiblanco y en el que no estuvo nada afortunado. 

Cifras tranquilizadoras

Sin embargo, aquella sería una de las escasas malas noches que se le recuerdan con el Atlético, donde lleva consolidado desde hace tiempo como uno de los mejores porteros del mundo. Así lo reflejan sus números en la máxima competición continental, con un bagaje de 24 victorias (48% del total), 13 empates (26%) y 12 derrotas (26%) habiendo encajado 37 goles (0,75 por partido) y dejado su portería a cero en 27 ocasiones (55%).

Entre todas las competiciones, ha disputado 244 encuentros en los que ha conseguido 138 triunfos (56%), 63 empates (26%) y 43 derrotas (18%) encajando 166 tantos (0,68 por choque) y sin haber recibido ninguno en 133 duelos (55%). Unas cifras que tranquilizan de cara a lo que espera en tierras inglesas.