La amenaza de Bale que tiene a Zidane de los nervios: “No nos vamos a marchar”

Bale

El galés se enroca en su intención de quedarse

El Real Madrid tiene un problema y de los gordos con Gareth Bale. El galés ha hecho como si no pasara nada hasta el final y se ha marchado de vacaciones sin ni siquiera despedirse de sus compañeros. A juzgar por sus actos, el jugador se comporta como si fuera a seguir la próxima temporada pese a que el club le ha dejado claro que no cuenta con él.

A la actitud del de Cardiff se suma otra circunstancia no menos importante, que todavía no ha llegado ninguna oferta que esté a la altura de lo que esperan en la entidad de Chamartín. El futbolista es consciente de que todavía le restan por cobrar 51 millones de euros netos y se siente a gusto en la capital española, por lo que no tiene ninguna prisa por buscar una salida y piensa tensar la cuerda al máximo.

De hecho, tal y como publica el diario ‘Marca‘, en el entorno del británico se muestran bastante contundentes al ser preguntados sobre su continuidad. “No nos vamos a marchar”, es una de las frases textuales a la que se remite dicha información. Por tanto, parece que Bale no tendrá ningún inconveniente en reincorporarse en la pretemporada que tendrá lugar en Montreal, una situación que tiene a Zinedine Zidane de los nervios.

Zidane

No hay forma de ‘echarle’

No es ningún secreto que al técnico francés no le entusiasma la posibilidad de tener que volver a ver al galés en verano, quien también ha intentado por activa y por pasiva empujarle hacia la puerta de salida. Ni sus palabras confirmándole que no cuenta con él ni su exclusión en los últimos partido del campeonato liguero han servido para que el de Cardiff se ponga manos a la obra. La actitud que en principio parecía obedecer a una estrategia se está tornando como un peligro cada vez más real.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.