Algo no cuadra en el Barça: 350 millones en fichajes en pleno ERTE

Bartomeu Barça

Las cifras no se ajustan a la realidad

Aunque son conocidas las importantes consecuencias económicas que la crisis del coronavirus está provocando en el fútbol mundial, ni siquiera esto es impedimento para que se siga hablando de grandes traspasos. Caso especialmente llamativo es el del Barça, uno de los clubes que se está beneficiando de las ayudas del Estado al haberse acogido a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y que, por tanto, estará bajo la lupa de Hacienda. A pesar de todo ello, el equipo azulgrana está siendo vinculado con varios fichajes que supondrían un considerable desembolso.

Aún considerando la opción de incluir a jugadores que abaraten una hipotética operación, algo que está comprobado que a la hora de la verdad no es fácil, lo cierto es que las cifras que se manejan no se ajustan al contexto actual. El caso más flagrante de todos es el del posible regreso de Neymar, una opción que se cayó por su propio peso el pasado verano y que, a pesar de ello, la entidad culé trataría de reactivar durante el próximo periodo de mercado. Según palabras del agente Wagner Ribeiro, el precio del brasileño, estipulado por la FIFA, ascendería a 164 millones de euros. Todo ello sin contabilizar otro aspecto complejo como sería el de su nómina.

La segunda incorporación de peso que se relaciona con el Barça es la de Lautaro Martínez, cuya cláusula sería de 111 ‘kilos’ entre el 1 y el 15 de julio. Si la posibilidad de hacerse con uno de los dos citados jugadores se antoja complicada, hablar del fichaje de ambos es simplemente un disparate. A estos posibles traspasos habría que sumar otro que ha cobrado fuerza en los últimos días como es el de Miralem Pjanic. A falta de saber si hay algún jugador culé que pueda ser moneda de cambio (Arthur ya ha negado públicamente su intención de moverse), desde Italia apuntan a que la Juventus ha tasado al centrocampista en 60 millones.

Al margen de estas grandes operaciones, el equipo azulgrana también necesita reforzar ciertas posiciones que han sido un claro punto débil durante la temporada. El caso más evidente de todos probablemente sea el del lateral izquierdo, donde Junior Firpo no ha sido un recambio de garantías de Jordi Alba. Según Catalunya Radio, la entidad presidida por Josep Maria Bartomeu se plantea la opción de repescar a Marc Cucurella por 15 millones de euros. En total, cuatro incorporaciones que suman la friolera de 350 millones de euros. Todo ello sin entrar a valorar otros nombres que también han sonado para el Barça y los que probablemente también saldrán en los próximos meses.