Joao Félix no se achanta

Joao Felix

Ya demostró carácter ante los pesos pesados del Barça

Llega la hora de la verdad para el Atlético tras una temporada que ha sido una auténtica montaña rusa. El sube y baja del equipo de Diego Pablo Simeone está inevitablemente relacionado con el del futbolista llamado a ser su estrella, un Joao Félix sobre el que se depositaron buena parte de las esperanzas rojiblancas. Los 126 millones de euros pagados por su fichaje y la deslumbrante pretemporada protagonizada el pasado verano inflaron demasiado las expectativas en torno a un jugador con indiscutible talento, pero que todavía peca de la discontinuidad propia de su juventud.

Sin embargo, si hay algo que no se le puede negar al portugués es la personalidad, pues no le ha temblado el pulso a la hora de echarse el equipo a la espalda en determinados momentos del curso ni tampoco en escenarios de máxima exigencia como Anfield, donde cabe recordar que suya fue la asistencia en el primer gol anotado por Marcos Llorente.

Plantó cara a Messi

Ese mismo carácter también lo demostró el luso en su último enfrentamiento contra el Barça en la Supercopa de España. Todo sucedió nada más decretarse el descanso de aquel encuentro, cuando el atacante colchonero tuvo un rifirrafe con Jordi Alba. Al auxilio del lateral azulgrana acudieron nada menos que Leo Messi y Luis Suárez, lo cual habría podido resultar intimidante para cualquier chico de 20 años. No así en el caso del ex del Benfica, quien tampoco se amilanó ante las amenazas del argentino y el uruguayo.

Se trata de un capítulo que no por anecdótico deja de ser definitorio sobre la personalidad de Joao Félix, a quien más que la presión le han podido pasar factura otros detalles como las lesiones. Hasta tres ha sufrido en esta primera campaña como rojiblanco que le han supuesto perderse diez partidos oficiales. La última de ellas, sufrida a finales del mes de mayo, no le supuso un grave trastorno al contar con margen de recuperación a causa del parón de la competición. Sin embargo, este tipo de episodios han restado algo de continuidad a un futbolista que necesita minutos para seguir creciendo. 

La mili del Cholo

El primero que así lo entiende es el propio Simeone, quien siempre ha dado minutos de juego al portugués –ya fuera como titular o entrando desde el banquillo– cuando le ha tenido a su disposición. “Es un jugador diferente como siempre lo han valorado. Seguro que cuando crezca y pueda estar más tiempo en situaciones determinantes para el equipo seguirá evolucionando. Tiene todas las situaciones importantes para asistir o romper un partido. Con su crecimiento en el juego crecerá más todavía como futbolista”, explicó recientemente el Cholo acerca de su progresión.

Las cifras del joven atacante tampoco terminan de arrojar conclusiones rotundas sobre su desempeño. Sus ocho goles entre todas las competiciones (seis en Liga y dos en Champions) no suponen una aportación extraordinaria, pero sí suficiente como para ser el segundo máximo anotador del Atlético sólo superado por los 13 tantos de Álvaro Morata. Todavía sin la condición de estrella consagrada, lo cierto es que su presencia resulta necesaria para el conjunto colchonero en este tramo final. En la próxima visita al Camp Nou tiene una excelente oportunidad para seguir reivindicando galones.