El Barça y Messi se consuelan con una Copa

El Barça maquilló su gris temporada llevándose la Copa del Rey tras vencer por 3-1 al Alavés. Los culés firmaron un partido sin brillo en el que decidió la calidad individual de sus futbolistas, especialmente de un Leo Messi que volvió a ser quien tiró del carro.

Los vitorianos plantaron cara y pusieron apuros a los de Luis Enrique, sobre todo en el primer tiempo. Ibai Gómez disparó al poste cuando el marcador no se había estrenado, mientras que Theo Hernández llegó a empatar el tanto inicial de Messi con un espectacular golazo de falta. Sin embargo, los blaugranas asestaron dos golpes letales antes del descanso propinados por Neymar (polémica incluida) y Alcácer.

Con este título, el Barça ve reforzada su condición de Rey de Copas al haberse llevado el título 29 veces a lo largo de su historia, seis más que el Athletic, su más inmediato perseguidor. El resultado de la final también supone que los bilbaínos jueguen Europa League la próxima campaña.