Goles contra la desconexión

Benzema Vinicius Real Madrid

La sociedad Benzema-Vinicius se ha convertido en el principal argumento ofensivo del Real Madrid. Buscan el gol que les faltó contra el Barça

Como las mejores parejas, se encontraron de forma casual aunque parecían predestinados a ello. La esperanza del madridismo descansa sobre Karim Benzema y Vinicius Júnior, entre quienes existe una química en el campo que ha proporcionado al ataque blanco un salto exponencial. El francés está siendo el mejor en lo que va de temporada del Real Madrid, mientras que el brasileño se ha destapado como la gran revelación. Sin embargo, el éxito de uno no se entiende sin el otro, ya que ambos se han retroalimentado en su fútbol.

La profundidad de la joven promesa complementa la visión de juego del delantero galo. Al mismo tiempo, los movimientos de Karim abren los espacios necesarios para que su socio pueda romper las defensas. El ‘9’ madridista actúa como referencia en ataque y ha encontrado en el ‘28’ un aliado perfecto que le surte de balones. Hablan el mismo idioma sobre el césped y de ello se beneficia un equipo que antes no tenía a qué agarrarse en los últimos metros.

Maestro y alumno

Un entendimiento que va incluso más allá del propio terreno de juego. El extremo de 18 años ha encontrado en Benzema una figura fundamental para su rápida adaptación. Minutos antes de citas decisivas como el derbi o el Clásico, se ha visto al francés dando consejos y palabras de ánimo a un futbolista en el que se ve reflejado. Y es que el de Lyon sabe mejor que nadie lo que es pasar por la situación que ha vivido el brasileño en estos primeros meses en España.

“Es un jugador que desde mi llegada al Real Madrid me ha ayudado mucho. Hago de todo para ser mejor y hacer gol. Él hace todo para ayudarme a mejorar”, reconoció el extremo semanas atrás. Del mismo modo, el punta está enfocando su momento de madurez en pulir el talento de su joven compañero. “A mí me gusta mucho jugar con Vinicius. No hay edad para jugar al fútbol y es un futbolista que ayuda y trabaja mucho. Hace cosas muy buenas y ojalá continúe así porque es un muy bueno”, señaló recientemente el galo.

Ataque para soñar

La conexión entre los dos atacantes ya fue clave para los de Santiago Solari en la ida de la eliminatoria contra el Ajax. El partido transcurría sin goles en el segundo tiempo cuando el carioca entró por la izquierda desbordando a la defensa holandesa y entregó para Karim, quien no perdonó en el disparo. Un gol que además sirvió para que el francés igualase los 52 tantos de Alfredo Di Stéfano en Copa de Europa teniendo ya sólo por delante a Raúl González (70) y Cristiano Ronaldo (105).

Varios meses después de la marcha del astro portugués, la cual dejó al madridismo huérfano de un gran referente, el hueco ha sido ocupado por esta dupla atacante. El presente y el futuro del club convergen en un momento de vital importancia haciendo posible el sueño de la cuarta Champions consecutiva.