Cómo Rodrygo pinta la cara a Ansu Fati, Joao Félix… ¡Y Hazard!

Rodrygo Hazard Real Madrid

El brasileño rompe toda comparación

La noche del ‘hat-trick’ contra el Galatasaray marca un antes y un después para Rodrygo Goes en el Real Madrid. Aunque ya existía cierta ilusión con las primeras apariciones del brasileño, su última actuación rompe todos los esquemas y apunta a que lo del joven atacante puede ser algo muy bestia.

Y es que en el fútbol priman los goles por encima de todo, una faceta en la que el ex del Santos se está destapando con una insultante facilidad. Sólo hay que echar manos de las cifras para comprobarlo, pues ya suma 5 dianas en los 370 minutos que ha disputado entre Liga y Champions. Una media de un tanto cada 74 minutos que supone una auténtica brutalidad para un futbolista que estaba llamado a protagonizar un año de adaptación.

Como no podía ser de otro modo, no han tardado en surgir las habituales comparaciones, donde siempre se mira primero al eterno rival. Y es que cabe recordar que en el Barça se ha presumido y mucho de Ansu Fati en los últimos meses, quien suma 3 dianas menos que Rodrygo habiendo disputado prácticamente los mismos minutos. Evidentemente, hay que poner las cosas en su debido contexto y recordar que la perla de la cantera azulgrana apenas tiene 17 años recién cumplidos.

Ansu Fati durante un partido con el Barcelona

El otro gran rival de los blancos, el Atlético de Madrid, también tiene en Joao Félix a su particular proyecto de crack. En este caso, con el añadido de haber sido el fichaje más caro de la historia del club rojiblanco tras costar 120 millones de euros. Pues bien, el portugués tampoco iguala los números del brasileño del Real Madrid, ya que suma tres goles en 834 minutos en competición oficial.

Rodrygo apabulla a Hazard en el aspecto goleador

Sin embargo, puestos a hacer comparaciones, no hace falta buscar fuera para que más de uno se sonroje. Y es que cabe recordar que mientras Rodrygo se está hinchando a marcar goles, Eden Hazard sólo ha transformado uno habiendo disputado el doble de minutos en lo que va de campaña. Evidentemente, el belga nunca ha sido un goleador nato, pero choca la gran diferencia entre un futbolista llamado a ser el crack del conjunto de Zidane y otro que, en un principio, iba a alternar el Castilla con el primer equipo.