Courtois y Valverde encumbran a un Madrid Supercampeón

Fede Valverde Real Madrid Atletico

Victoria blanca en los penaltis tras un agónico partido

El Real Madrid se proclamó campeón de la Supercopa de España tras vencer al Atlético en la tanda de penaltis. Tras 120 minutos sin goles, un lanzamiento de Saúl al poste y otro de Thomas detenido por Courtois marcaron la diferencia frente a los cuatro penales anotados por Carvajal, Rodrygo, Modric y Sergio Ramos.

Como viene sucediendo en sus últimos duelos, blancos y colchoneros entraron al partido priorizando las precauciones. El resultado fue una primera parte pobre, llena de imprecisiones y sin apenas oportunidades claras que rescatar. En el caso de los de Zidane, de nuevo con cinco centrocampistas, no supieron concretar su dominio del balón en zona de ataque. Sus acciones de mayor peligro hasta el descanso fueron tres disparos mansos a las manos de Oblak.

Se jugaba a lo que quería el conjunto del Cholo, que esperó el error del rival y pudo aprovechar una pérdida de Ramos en la que Joao Félix no fue capaz de embocar si quiera a portería. Fue la más clara en los primeros 45 minutos de un Atlético que tampoco estuvo nada inspirado a la hora de tener la pelota.

Tras el paso por los vestuarios, el Real Madrid tuvo un amago de arreón con un disparo de Jovic que rozó el poste de la portería. Sin embargo, pronto volvió el choque a caer en la misma tónica. Perdonó Fede Valverde con un remate defectuoso en boca de gol, mientras que Morata se topó con Courtois en la más clara de los rojiblancos. La entrada de jugadores ofensivos como Vitolo, Rodrygo y Mariano tampoco acabó de reactivar ninguno de los dos ataques condenando al choque a la prórroga.

El sacrificio de Fede Valverde en la prórroga

Con el evidente cansancio de los futbolistas, afloraron los espacios durante el tiempo extrarreglamentario. Llegó más entero el Atlético, cuya ventaja fue definitiva tras la expulsión de Valverde. El uruguayo hizo una dura entrada a Morata cuando éste se quedaba mano a mano y la roja no tuvo discusión. Una acción que a la postre acabó siendo decisiva para el triunfo merengue. Apenas tuvieron tiempo los colchoneros para poner a prueba a Courtois en un par de ocasiones antes de llegar a la tanda de penaltis. Lo ocurrido después ya es de sobra conocido y acabó con celebración blanca por todo lo alto. Quizá un título menor, pero con un gran sabor de boca para los de Zidane por cómo lo han ganado y lo que significa.