El escándalo de Luis Suárez en el Barça (y Messi no sabe cómo taparlo)

Luis Suárez Barça

El uruguayo debe acabar con su larga sequía en Europa

Con el comienzo de la nueva edición de la Champions League, al Barça de Leo Messi se le vuelven a aparecer sus fantasmas en Europa. Cuatro meses después de la debacle en Anfield, el equipo de Ernesto Valverde regresa a la competición en la que acumula fracaso tras fracaso desde 2015. Por si fuera poco, lo hace en uno de esos escenarios que se le suelen atragantar a los culés cuando salen de visita, un estadio hostil como es el Signal Iduna Park del Borussia Dortmund. Y es que son muchas las aristas que tiene el ‘via crucis’ en el que se ha convertido la máxima competición continental para el conjunto azulgrana. Uno de los futbolistas que lleva algún tiempo en el punto de mira en este sentido es Luis Suárez, quien suma cuatro años sin anotar un gol fuera de casa en la competición.

Liverpool Barça 4-0

Hasta Leo Messi reconoció recientemente que ver portería a domicilio es una de las claves para avanzar en las eliminatorias de la competición. “Para ganar la Champions hay que hacer gol de visitante. Es fundamental Cuando ganamos la Champions, en todos los partidos que jugábamos fuera marcábamos goles, más allá de que éramos superiores al resto. Hacíamos goles siempre. Si no conviertes de visitante, se hace difícil”, señaló el argentino en declaraciones al diario ‘Sport’.

Suárez bajo el paraguas de Messi

Una circunstancia de la que tendrá que tomar nota el ariete charrúa, cuyo último gol en territorio rival se remonta a un Roma – Barça perteneciente a la edición 2015-2016. Desde entonces, ha acumulado una sequía que le ha costado la mayor parte de las críticas que el ‘9’ ha recibido en los últimos meses.

No son pocos los aficionados que consideran que este escandaloso dato debería costarle al uruguayo perder la condición de titular indiscutible, sobre todo tras la llegada de Antoine Griezmann y la irrupción de jóvenes promesas como Carles Pérez y Ansu Fati. Sin embargo, parece complicado que esto vaya a suceder, sobre todo teniendo en cuenta que Suárez es el gran protegido de Messi dentro del vestuario.