El golpe de gracia de Messi a Cristiano tras ganar su sexto Balón de Oro

Messi

El argentino vuelve a tomar la delantera

La revista France Football confirmó lo que era un secreto a voces tras anunciar a Leo Messi como el ganador del Balón de Oro. El argentino logra su enésima hazaña en la historia del fútbol al convertirse en el único jugador que ha conquistado seis veces el prestigioso galardón. Hasta entonces, mantenía un empate a cinco con Cristiano Ronaldo, con el que ha protagonizado el gran pulso de la última década que sólo se vio interrumpido por Luka Modric el pasado año.

Cristiano pierde fuelle

A pesar de que el astro del Barça no ha logrado un éxito de máxima dimensión como puede ser una Champions o un título con su selección, su gran temporada ha sido el factor determinante en un 2019 sin claros candidatos. Si la entrega del premio parecía haberse regido en los últimos años en función de la conquista de la máxima competición continental, en este ocasión no ha sucedido así con Virgil van Dijk y Sadio Mané, las estrellas del Liverpool campeón de Europa que han estado entre los cuatro futbolistas más votados.

Tampoco lo ha conseguido un Cristiano Ronaldo que sigue pagando las consecuencias de su salto del Real Madrid a la Juventus. Nada ha vuelto a ser lo mismo para el portugués desde que juega en Turín, por mucho empeño y esfuerzo que le pone. No se le puede negar su gran nivel durante el pasado curso, en el que firmó 28 dianas entre todas las competiciones siendo clave en la conquista de la Serie A por parte de la Vecchia Signora, título que ya levantó en las anteriores temporadas con relativa sencillez.

Los goles de Messi decantan la balanza

Un bagaje insuficiente al lado del cosechado por el de Rosario, quien finalizó la pasada campaña como Bota de Oro con 36 goles y conquistó con el Barça el título de Liga, si bien no pudo evitar el sonado fracaso en Champions ante el Liverpool, el gran borrón de su temporada sin lugar a dudas. En cualquier caso, el galardón de France Football ya es suyo y todo apunta a que puede tratarse de un punto de inflexión definitivo en su histórica pugna con Cristiano.

Aunque el de Madeira ha demostrado en incontables ocasiones a lo largo de su trayectoria que nunca se le debe dar por muerto, los años no pasan en balde para un futbolista que cumplirá 35 años en febrero y que, hoy por hoy, ni siquiera es el hombre más en forma de la Juventus. Mientras tanto, Messi sigue siendo el indiscutible referente de un Barça al que sigue salvando día sí y día también, como pudo comprobarse hace apenas 24 horas en la victoria del conjunto azulgrana en el Wanda Metropolitano. ¿Se acabó la carrera?