El otro milagro de Zidane

Zidane

Dos títulos de Liga en tres temporadas completas

El Real Madrid ya es campeón de Liga. Un éxito que resulta especialmente significativo para Zinedine Zidane, quien ha dicho en no pocas ocasiones que esta competición es para él la más importante de todas. De hecho, podría decirse que la leyenda del francés en Europa, quien todavía mantiene un pleno de tres Champions, eclipsa de algún modo su buen hacer en el torneo de la regularidad. “La Champions es la Champions, pero esta Liga me pone más contento. Porque LaLiga es la hostia”, señaló tras el triunfo ante el Villarreal.

Tras la conquista del torneo de la regularidad, el balance de Zizou es de dos Ligas ganadas en las tres temporadas completas que ha dirigido al Real Madrid. Al margen de esta estadística quedaría su primer curso al frente de los blancos, en el que cogió al equipo a mitad de competición cinco puntos por debajo del Barça y terminó recortando la distancia a uno.

La siguiente campaña, la 2016-17, supuso para el galo el alcance de la excelencia al conseguir compaginar la conquista de la Liga con la de la Champions. Con una revolucionaria política de rotaciones masivas, el técnico exprimió al máximo la calidad de su plantilla y ganó varios partidos de la segunda vuelta jugando con los teóricos suplentes.

Su único bache lo encontramos en el curso 2017-18, en el que el equipo mostró claros síntomas de desgaste pese a ganar la Decimotercera. Precisamente, ese fue el principal motivo que alegó Zidane para presentar su inesperada dimisión una vez finalizó el curso.

Los demoledores números de Zidane en Liga

Lo cierto es que los males del Real Madrid no hicieron sino agravarse en ausencia del marsellés, tal y como pudo comprobarse la pasada temporada. Tanto fue así que terminó regresando ya sin opciones de título. Poco se le pudo recriminar a Zizou tras hacerse cargo de un equipo que se encontraba a 12 puntos del Barça.

Sin embargo, el francés ha vuelto a demostrar de lo que es capaz si se le otorga tiempo y confianza para liderar un proyecto. A falta de pegada en los metros finales, ha armado un equipo rocoso en el aspecto defensivo, lo cual es el sello distintivo de la mayoría de conjuntos que ganan este tipo de campeonatos en el fútbol actual.

Sus números no engañan en este sentido, con un balance 99 victorias, 28 empates y 17 derrotas en 144 partidos de Liga. Con un promedio de 2,3 puntos por partido, supera a otro ganador nato como Diego Pablo Simeone (2,1) y se posiciona cerca de dos históricos como José Mourinho (2,4) y Pep Guardiola (2,5). Estos dos últimos, nombres propios de la época en la que la consecución del torneo se cotizaba cerca de los 100 puntos.