El plan de Simeone para exprimir a un Luis Suárez sediento de venganza

Simeone Luis Suárez Atlético Barça

El uruguayo llega al Atlético con ganas de reivindicarse

Con el orgullo todavía herido tras recibir la patada de la directiva del Barça -dando por sentado que Ronald Koeman sólo fue el mensajero-, Luis Suárez no tuvo dudas en cuanto recibió la llamada de Diego Pablo Simeone. El delantero cree que todavía sigue en condiciones de competir al máximo nivel y qué mejor desafío que el que representa el Atlético, la principal alternativa a los dos transatlánticos del fútbol español. “Siempre está luchando contra el Barcelona y el Madrid. Me veo capaz de seguir compitiendo en la Liga. Empiezo también una nueva etapa muy ilusionante”, dijo sobre su nuevo club en su despedida como culé.

Porque si hay alguien que puede recuperar la mejor versión del uruguayo y usarla en contra del Barça, ese no es otro que el Cholo. Y si no que le pregunten a un tal David Villa, quien en la misma temporada se proclamó campeón de Liga como rojiblanco en el Camp Nou y contribuyó a la eliminación de los azulgranas en Champions. Evidentemente, no será fácil que la jugada le salga tan redonda a la entidad del Wanda Metropolitano como la del fichaje del asturiano en 2013.

Luis Suarez Bartomeu despedida Barça

Entre otras cosas, porque aquel Atlético en todo su esplendor poco tiene que ver con el actual, todavía en pleno proceso de reinvención tras la liquidación de la vieja guardia. Precisamente, Luis Suárez debe ser el argumento que permita al conjunto de Simeone subir el peldaño que le ha faltado en las últimas temporadas para tener opciones reales de título. El ejemplo más claro está en la competición liguera, donde los rojiblancos venían echando en falta la figura de un killer que asegurase las 20 dianas por temporada y golpeara como un martillo en el día a día del campeonato.

Simeone debe cambiar para no malograr a Luis Suárez

Basta echar mano de las cifras del pasado ejercicio para comprobar esta carencia, ya que Álvaro Morata fue el máximo realizador de la plantilla con apenas 12 tantos. Si Simeone cuida a Suárez, tendrá al jugador que necesita para sumar de tres en tres con mayor facilidad. Sin embargo, será necesario que el argentino se ajuste a las características del de Salto y no lo malogre lejos de la portería contraria. Su Atlético tendrá que pasar más tiempo en campo rival y buscar menos los espacios para exprimir al máximo las cualidades de su nuevo delantero, quien en este momento de su carrera destaca básicamente por ser un rematador de área.

Aunque Suárez ya no cuenta con la potencia ni la velocidad de años atrás, su olfato, determinación y fiabilidad en la ejecución permanecen intactos. Ni que decir tiene que también se lo dejará todo en el campo como buen uruguayo. Si a su habitual garra y carácter ganador se le suman las ganas de reivindicarse ante el club que le despreció, tenemos todos los ingredientes para una venganza perfecta.