El sueño de Courtois

El guardameta belga busca su primera Champions con el equipo que fue su verdugo en 2014. En Ámsterdam fue providencial con dos grandes intervenciones

La Champions y el Real Madrid marcaron la vocación de Thibaut Courtois, quien sigue persiguiendo sus metas con la camiseta del equipo que admiraba desde pequeño. Así lo reconoció el propio portero el día de su presentación como jugador del club blanco: “Todos sabemos que cuando somos niños hay un club que llama la atención. Mi situación era por Iker Casillas, que a su edad afrontaba un reto tan grande como ser portero del Madrid. Tenía una camiseta de Iker de un Madrid-Anderlecht de la Champions de 2002, creo que tenía 10 años”. Ahora es el portero belga el que defiende la portería del Real Madrid en Europa, el mismo equipo que le apartó de su gran sueño hace cinco años, cuando ya tocaba el título con la yema de los dedos.

Ya frustró al Ajax

El club blanco le brinda una nueva oportunidad para conseguir aquello que le negó como rival en la final de Lisboa. Desde entonces, el arquero no ha vuelto a pasar de los octavos de final de la competición, ronda en la que cayó en las tres ediciones en las que participó con el Chelsea. Una barrera que puede romper en el próximo partido ante el Ajax. Courtois ya fue salvador en la ida de la eliminatoria con dos paradas decisivas, la primera de ellas saliendo rápido para tapar un disparo de Ziyech tras recibir solo dentro del área.

La segunda intervención tuvo más valor si cabe al ser en la última jugada del choque, en la que Kasper Dolberg se plantó ante él y buscó la vaselina con un disparo que desbarató con la manopla. Por tanto, el meta es uno de los principales culpables de que el Madrid afronte su siguiente partido con un resultado relativamente tranquilizador. Cierto es que la fortuna también se alió con él en un disparo de los holandeses a la madera y en un gol anulado por el VAR que tapó su grotesco error en un saque de esquina.

El listón de Keylor

Con actuaciones como ésta, el belga se ve capaz de ayudar al conjunto blanco a levantar otra Copa de Europa. “Creo que es posible la cuarta Champions seguida. Si vas a preguntar a cada equipo quién es el favorito, casi todos dirán que ese es el Real Madrid. Tenemos un equipazo, la experiencia de saber lo que es llegar a la final. Luego hay que ir poco a poco porque hay equipos muy buenos”, aseguró recientemente.

Para ello tendrá que seguir lidiando con la presión que supone ocupar el puesto de Keylor Navas, el portero que ha sido uno de los grandes artífices de las últimas tres Champions. Aunque la labor del costarricense es intachable, Courtois llegó con la pretensión de dar un salto de calidad a la portería madridista. Más teniendo en cuenta que sus máximos rivales cuentan con figuras de nivel ‘top’ como Oblak y Ter Stegen. El arquero de 26 años aún tiene que avalar su fichaje en este sentido.