Es partido para Sergio Ramos

Se acerca el comienzo de otro choque determinante y Sergio Ramos ya afila los cuchillos. Aunque lo suyo no debería ser el gol por su demarcación, se ha empeñado en enterrar esta teoría a base de heroicidades. Por todo ello, es imposible no contar con él para una cita como la del Bayern Múnich, el equipo ante el que puede decirse que empezó todo. Aquel partido de 2014 en el Allianz Arena marcó para siempre el sino del de Camas, cuyos dos goles apagaron el infierno alemán. Fue sólo el comienzo de todo lo que estaba por venir: Lisboa, Milán, Trondheim… Raro ha sido desde entonces que no apareciera en una gran cita. A punto estuvo en Múnich de volver a hacer historia en el descuento, con un testarazo bien anulado por fuera de juego.

Récord goleador

El idilio goleador no sólo se ha limitado a las noches importantes, sino que ya es parte de su rutina. Durante este curso lo ha demostrado de forma rotunda anotando 10 tantos entre todas las competiciones. De hecho, en sus cifras oficiales constarían 11 si se contabiliza el segundo de los que anotó ante el Nápoles en San Paolo (dado por la UEFA a Mertens en propia), donde una vez más salió al rescate de los blancos para obtener un pase a cuartos de final que se complicó más de lo debido.

Sus goles durante esta campaña también le han permitido pasar a convertirse en el segundo defensor más anotador en la historia del Real Madrid con 69 dianas, sólo superadas por las 127 logradas por Fernando Hierro. Para seguir rompiendo estadísticas cuenta con un socio inestimable como es Toni Kroos, quien le ha dado 8 asistencias de gol sólo en esta temporada. Tal y como lo ven sus propios compañeros, el secreto del sevillano es simple pero efectivo: “Va como un animal”, afirmó Lucas Vázquez tras su enésimo milagro en la anterior eliminatoria.

Momento clave

No sólo es una cuestión de goles, sino que su importancia en la defensa aumenta considerablemente si se toman en cuenta las lesiones de Varane y Pepe. Con él y con Nacho como únicos efectivos en la zaga, el ‘4’ no se puede permitir la más mínima relajación, algo que también trata de trasladar a sus compañeros como capitán y líder de la retaguardia: “Hay que saber sufrir juntos”, señaló tras el pasado derbi, una consigna que será fundamental para que los blancos saquen adelante la eliminatoria frente al Bayern.

Su desempeño durante la actual edición de la Champions en cifras se traduce en una media por partido de 11 balones recuperados (el que más de la plantilla en ambos aspectos), 65 pases, 10 kilómetros recorridos y un total de 7 remates, 6 de ellos de cabeza. Éste será su séptimo partido frente al Bayern, equipo ante el que ha sumado 4 victorias y 2 derrotas con 6 goles en contra. El central tendrá que estar especialmente pendiente de Robert Lewandowski, quien ha marcado 5 goles en 5 enfrentamientos contra los merengues y apunta a volver a ser una de las principales amenazas de los bávaros. Sergio Ramos está preparado para lo que le echen.