Florentino Pérez se lo carga a cambio de Eriksen: “Se acabó el chollo”

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, y Eriksen, jugador del Tottenham

Isco tiene todas las papeletas para ser el sacrificado

En el Real Madrid de Florentino Pérez no están dispuestos a dejar pasar una oportunidad de mercado como la de Christian Eriksen. Fichar a un jugador de clase mundial como el danés a cambio de 25 millones de euros sería un negocio redondo que, además, reforzaría el centro del campo del equipo, algo a todas luces necesario. Sin embargo, este movimiento también pondría en duda la continuidad de algún que otro futbolista del conjunto blanco, como puede ser el caso de Isco Alarcón.

El problema con el malagueño viene de lejos y, pese a que se ha tenido toda la paciencia del mundo, sigue sin solucionarse. Un futbolista que en su momento dio un gran rendimiento pero que lleva más de un año sin ofrecer su mejor versión. Desde que volvió de una larga baja por apendicitis en noviembre de 2018, no ha vuelto a ser el mismo. Se habló de que estaba pasado de peso y tampoco se olvidan las continuas polémicas que protagonizó en la etapa de Santiago Solari, a quien el club defendió a capa y espada hasta el último día.

Isco

Florentino Pérez se la tiene guardada a Isco

La directiva, con Florentino Pérez a la cabeza, ha tomado nota de todo lo ocurrido con el de Arroyo de la Miel, cuyo ciclo se considera agotado. Si se ha quedado en el Real Madrid, es porque así lo quiso Zinedine Zidane y porque el propio jugador se atrincheró en el vestuario negándose a salir. El centrocampista no ha querido moverse de la capital española debido a su situación familiar, ya que cualquier posible salida implicaría jugar en el extranjero. A juzgar por el escaso protagonismo que está teniendo también con Zizou, puede decirse que ha priorizado su vida personal en detrimento de su carrera deportiva, la cual se encuentra totalmente estancada.

Alarmado por esta situación y viendo peligrar seriamente su participación en la próxima Eurocopa, las últimas informaciones apuntan a que Isco ha cambiado de parecer y sí podría aceptar una salida en el mercado de invierno. Una venta que en este momento tampoco sería muy impopular de cara a la afición, pues no son pocos quienes creen que el pasado verano se fue demasiado indulgente con determinados jugadores. “Se acabó el chollo para algunos”, claman en las redes sociales ante la posible llegada de Eriksen. Puede que el malagueño lo acabe agradeciendo a largo plazo.