GH VIP | Adara y la labioplastia de la discordia: ¡Hugo Sierra saca la porquería!

Adara Hugo Sierra

La pareja de la concursante de GH VIP rompe su silencio

Se vienen días intensos en el culebrón protagonizado por Adara Molinero, Gianmarco Onestini y Hugo Sierra a raíz de los acontecimientos ocurridos en GH VIP 7. La concursante puso patas arriba el concurso tras protagonizar un acercamiento con el italiano que ha dinamitado la relación con su todavía pareja y padre de su hijo.

Tras varios días de silencio, éste comenzó a soltar la artillería en una entrevista concedida a la revista Lecturas, aunque la gran bomba puede producirse esta noche en Sábado Deluxe. A día de hoy, el estado de la relación entre Hugo y Adara previo al comienzo del reality tiene muchos claroscuros. Por una parte, ella le confesó al Maestro Joao que llevaban sin mantener relaciones desde hace meses, si bien esta versión omitiría una parte importante de la historia.

“Desde un mes antes de tener al niño, tuvimos una etapa en la que no podíamos tener relaciones. Después del parto, los 40 días sin relaciones se alargaron más del doble y no nos acostábamos porque hubo un problema físico, que ya contará ella cuando salga. Había que tener mucho cuidado. Si tú no estás apta, ¿cómo voy yo a intentarlo?”, declara Hugo,

El cruce de acusaciones entre Adara y Hugo

Ese “problema físico” al que se hace referencia se trataría de una labioplastia vaginal a la que se sometió la actual concursante de GH VIP 7, tal y como confirmó su propia tía. Otra de las explosivas revelaciones que Adara habría hecho dentro de la casa es que a su pareja “no le gusta trabajar” y que éste había llegado a insultarla debido a que discuten continuamente. Una versión que tampoco termina de concordar con la de Hugo, quien se declara sorprendido y dice sentirse “despellejado”.

Sin embargo, el asunto más complicado de todos es el del hijo que ambos tienen en común, sobre el que el novio de la exazafata ya se pronuncia de forma tajante: “Me gustaría estar con él. Es un tema muy delicado y doloroso. Lucharé por mi hijo”, zanja.