La verdad sobre el hantavirus: bulos y sensacionalismo

Raton hantavirus

Un caso en China dispara el alarmismo

En plena crisis del coronavirus a nivel mundial, hay cierto tipo de noticias que son susceptibles de tener mucha mayor repercusión que en circunstancias normales. Tal ha sido el caso de la muerte de un hombre en China el pasado lunes por la enfermedad que se conoce como hantavirus. “Después del coronavirus… el hantavirus”, son algunos de los titulares que se han podido leer en las últimas horas que vienen a avisarnos de una tormenta perfecta sobre la humanidad.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad, pues se trata de una enfermedad cuya existencia no es una novedad y se lleva investigando desde 1993. Para tranquilizar a los más alarmistas, hay que señalar que el hantavirus no va a provocar una crisis como la del coronavirus. De hecho, este tipo de infecciones son raras y su principal foco de transmisión son la orina y las heces de los roedores. Por tanto, los contagios entre personas son extremadamente raros. No obstante, sí hay expertos que avisan del peligro de que los casos aumenten a casa del cambio climático, el cual está provocando una subida de las temperaturas que favorecería la proliferación de este virus.

El hantavirus no provocará una pandemia

Lo que sí es cierto es que nos encontramos ante una enfermedad mucho más letal que el coronavirus, con una tasa de mortalidad cerca al 40% y sin tratamiento ni vacunas disponibles a día de hoy. Los primeros síntomas consisten en fatiga, fiebre y dolores musculares, a lo que sigue una semana con tos y falta de aire. A pesar de todo, ya estamos comprobando que el gran peligro del coronavirus no reside en su letalidad sino en su facilidad para el contagio, cosa que no sucede con el hantavirus. Ante cualquier información que vaticine o sugiera la posibilidad de una nueva pandemia por este virus, puede estar seguro de que será un bulo o puro sensacionalismo. Así lo acaba de descartar la prestigiosa revista Newsweek.