Hazard, como una moto

Hazard Real Madrid Eibar

Frente al Eibar confirmó que vuelve más fino que nunca

Los aficionados del Real Madrid tienen varios motivos para ser optimistas de cara a estos últimos diez partidos de Liga, a los que el conjunto blanco llega mucho más entero que antes del largo parón. Uno de los principales es el regreso de Eden Hazard, a quien se dio por perdido para este curso tras la grave recaída que sufrió en el Ciudad de Valencia hace cerca de cuatro meses.

Las excepcionales circunstancias provocadas por la pandemia han permitido que el belga pueda reaparecer en el tramo decisivo del campeonato, lo cual lo cambia todo para el equipo de Zinedine Zidane. Después de todo, el ex del Chelsea llegó el pasado verano como el fichaje estrella que estaba llamado a proporcionar un salto de calidad necesario al cuadro merengue. Si esto no había ocurrido hasta ahora, fue debido a que tuvo la mala fortuna de lesionarse de gravedad de su tobillo derecho en el choque frente al PSG del pasado mes de noviembre, justo en el momento en el que empezaba a carburar.

Conexión con Benzema

Tras la citada recaída ante el Levante y su paso por el quirófano, Hazard vuelve con todas las garantías. El tiempo de inactividad no sólo le ha permitido cumplir los plazos para estar de vuelta en la reanudación, sino que además lo hace en paridad de condiciones que el resto de futbolistas. El extremo hizo los deberes durante el periodo de recuperación y regresó a los entrenamientos entonado físicamente.

Por si quedaba alguna duda de ello, también lo demostró en el partido contra el Eibar del pasado domingo que supuso la reaparición de los blancos. El belga se mostró muy fino y con un sorprendente atrevimiento al pedir constantemente la pelota y encarar a sus rivales. Por si fuera poco, estuvo involucrado en dos de los goles anotados por los suyos al asistir a Sergio Ramos en el 0-2 y forzar la parada de Dmitrovic que precedió al 0-3 anotado por Marcelo. En esta última acción, también hizo gala de su gran entendimiento con Karim Benzema, quien interpretó perfectamente uno de sus desmarques y le lanzó un excelente balón al espacio que rompió la línea defensiva armera.

Listo para el Valencia

El delantero francés siempre ha sido un futbolista generoso que mejora a sus socios de ataque, aunque también se ha convertido uno de los grandes beneficiados de la vuelta de Hazard, ya que volvió a quedar comprobado que ambos hablan el mismo idioma sobre el césped. “Es una maravilla verles comunicarse en el campo”, señaló Zidane sobre la mágica conexión que hay entre sus dos estrellas.

El técnico galo, sabedor de que Hazard es vital en esta recta final de curso, le reemplazó a los 60 minutos para que llegue fresco al próximo duelo contra el Valencia. Las lesiones impidieron que el de Louvière participara en los dos anteriores duelos que ambos equipos ya han protagonizado este curso. En esta ocasión, el conjunto che tendrá que extremar las precauciones frente a la amenaza constante que ya supone el ‘7’ madridista.