Una Champions de autor

Klopp Pochettino

El alemán y el argentino son las auténticas estrellas de los finalistas

Liverpool y Tottenham se han plantado en esta final de Champions siguiendo historias casi paralelas. Ambos clubes han conseguido dar el salto a la primera línea europea pese a no contar con plantillas tan potentes como las de Manchester City, Juventus, Barça o Real Madrid. El secreto de este éxito está en la pizarra y la pasión de sus entrenadores, Jürgen Klopp y Mauricio Pochettino.

Los dos técnicos tienen en común el haber realizado una gran labor en sus respectivos equipos que todavía no se ha visto recompensada con la consecución de un torneo. Al menos uno de ellos romperá la sequía en el Wanda Metropolitano con el más prestigioso de los títulos. Gane quien lo gane, será más que merecido.

La evolución de Klopp

En el caso del alemán, busca que a la tercera vaya la vencida tras acariciar la Orejona con la yema de los dedos en dos ocasiones. Fue la primera de esas veces cuando se dio a conocer al frente del Borussia Dortmund en 2013. En el conjunto alemán demostró por primera vez su capacidad para sacar el mejor potencial de sus futbolistas y deslumbró al mundo con su famoso estilo denominado ‘gegenpressing’.

Es ese fútbol eléctrico y de transiciones rápidas el que le ha permitido repetir la hazaña en el Liverpool, equipo que cogió en 2015 cuando marchaba octavo en la Premier League y que esta temporada ha finalizado el campeonato con 97 puntos, la mejor cifra en la historia de los de Anfield. Sólo otra máquina bien engrasada como el Manchester City de Pep Guardiola ha podido evitar que su excelente temporada haya tenido recompensa.

La fortuna tampoco acompañó al Liverpool en la final del curso pasado en Kiev, donde toparon con un Real Madrid que acabó levantando su tercera Champions consecutiva. La gran campaña protagonizada en Inglaterra es la mejor muestra de lo que han seguido mejorando los ‘reds’ de la mano de su entrenador, quien ha construido un equipo más maduro, fiable atrás y que maneja diferentes registros sin renunciar a su esencia.

La cantera de Pochettino

No menos loable es la labor de Pochettino, quien ha llevado a la final de la máxima competición continental a un club que no realizó ningún fichaje el pasado verano. Ante las necesidades del Tottenham de ajustarse el cinturón para costear la construcción de su nuevo estadio, prevalece la capacidad del argentino para desarrollar un sinfín de jóvenes talentos como Kane, Dele Alli, Dier, Trippier, Winks y Rose.

Por si fuera poco, también ha demostrado sobradamente ser un gran estratega de la pizarra. Y es que pocos equipos tienen la capacidad de adaptarse a su rival y jugar con diferentes esquemas durante un partido como la que tienen los del norte de Londres. Sólo así se logra alcanzar toda una final de Champions sobreponiéndose a constantes adversidades, entre ellas la de la lesión de Kane en la ida de octavos de final.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.