La batalla física en el centro del campo, llave del Barça – Atleti

Arturo Vidal Barça Atleti

Por Javier Daucik Kubala

Barça y Atleti son conscientes de la magnitud de este partido, una final para ambos conjuntos. Los culés saben que una victoria asestaría un golpe mortal a los rojiblancos, que irán a por los tres puntos con el objetivo de meterse de lleno en la lucha por el título liguero. Una de las claves del partido estará en la batalla física que se libre en el centro del campo.

Salvo sorpresa, Simeone optará por el cuatrivote, compuesto por los incansables Thomas, Rodri, Koke y Saúl. Aunque la regularidad de estos jugadores, a excepción de Rodri, ha brillado por su ausencia, el partido de ida ante la Juve avala este recurso del técnico argentino, ya que se pudo considerar como el mejor de la temporada. Además, ante el Girona también optó por este sistema.

Simeone buscará morder arriba

El Cholo sabe bien que ante el Barça no gozará de la posesión, pero sí buscará una presión alta, muy física, para complicar la salida de balón del rival. Y si los de Valverde se ven obligados a buscar el pelotazo, ahí los colchoneros se mueven como pez en el agua. Buscarán robos de balón en tres cuartos de campo para filtrar pases a Griezmann y su acompañante. Veremos si apuesta por Costa o Morata.

Como ya se vio ante el Villarreal, en faceta defensiva tiene serias lagunas el Barcelona. Más allá del potencial físico y de intensidad, son jugadores con buen trato de balón, sobre todo Rodri y Koke, que serán los encargados de mantener posesiones largas para que el equipo coja aire. Thomas pidió minutos en partidos importantes y ante la Juve cumplió con creces. Ante el Barça tratará de convencer a Simeone de que es un jugador para este tipo de partidos. El gran disparo del ghanés se ha convertido en un recurso habitual del equipo madrileño, que en la últimas temporadas se ha acostumbrado a ver preciosos goles desde fuera del área demostrando que su pierna derecha es un auténtico cañón. El último ante el Alavés, una obra de arte.

El plan de Simeone pasa por hacer un trabajo de contención y apretar en los minutos finales con los desequilibrantes Correa, Vitolo y Lemar. Aunque parece que a este último aún le vienen grandes los partidos de altura. El fuerte desembolso que hizo el Atlético de Madrid por él no se está viendo reflejado en el campo, quizás en parte por su juventud. Calidad le sobra, pero aún tiene que mejorar en materia defensiva, lo más importante para su entrenador.

Valverde vuelve al 4-4-2

Uno de los nombres propios del partido puede ser Vitolo. El canario está viviendo un calvario debido a las lesiones, pero siempre que sale cumple con creces. Y está resultando un magnífico revulsivo y desatascador para Simeone. Si el partido marcha en empate, el ex del Sevilla puede ser decisivo saliendo fresco desde el banquillo.

El cuadro rojiblanco tendrá enfrente un rival que le querrá hacer correr y sudar detrás del balón. Previsiblemente, Valverde optará por el 4-4-2, con la duda de quién acompañará a Busquets, Arthur y Rakitic en el medio del campo. Malcolm, Vidal y Coutinho lucharán por ese puesto en el once. Dada la intensidad que propone siempre el Atlético de Madrid, lo lógico sería que Vidal fuera el elegido. Por ahí andará Messi, que es donde más hace daño y mejor se siente. El argentino es de los pocos en el mundo capaces de derribar la muralla colchonera y desatascar estos partidos. Ese será, como siempre, el aspecto más a tener en cuenta por los de Simeone.