La Champions, de nuevo amenazada por el coronavirus

Lisboa acogerá la reanudación de la Champions

Los últimos positivos en el fútbol disparan las alarmas

Los últimos positivos por Covid-19 en Primera y Segunda han hecho explotar la burbuja del fútbol frente a la pandemia. Tras el estallido del ‘caso Fuenlabrada’ se comprobó que los protocolos no son tan eficaces como llegó a creerse. Sin embargo, son los diversos contagios detectados en las últimas horas los que terminan por generar preocupación en torno a la viabilidad para llevarse a cabo las diferentes competiciones.

El problema es mayor si cabe en el caso de torneos europeos como la Champions League y la Europa League, ya que la UEFA no contempla ningún supuesto de suspensión de partidos en caso de que algún equipo resulte infectado. Es decir, que la decisión estaría en manos de la autoridad sanitaria competente del país en el que se dispute el campeonato. En el caso de la Liga de Campeones, ésta sería el Ministerio de Sanidad de Portugal al disputarse la fase final en Lisboa.

Un brote podría ser definitivo para la Champions y la Europa League

Por el momento, los positivos de Mariano Díaz en el Real Madrid y de Nemanja Gudelj en el Sevilla son los únicos detectados en equipos involucrados en estas competiciones a escasos días de que den comienzo. Como ya se ha señalado, el problema no sería tanto un caso aislado como el posible surgimiento de un brote en un vestuario, lo cual sí supondría una amenaza seria para la disputa de estos torneos.

Esta última posibilidad no parece sencilla si se cumple estrictamente el protocolo diseñado por la UEFA, consistente en “crear un entorno protegido y cerrado para los jugadores del equipo y el personal técnico, para proporcionarles un pasillo burbuja”. Sin embargo, ya se ha podido comprobar que no hay medida infalible en las actuales circunstancias.