La concienzuda preparación de Hazard para aprovechar su bola extra

Hazard Real Madrid

El coronavirus ha brindado una inesperada oportunidad al belga

Parecía que la temporada había terminado para Eden Hazard el 22 de febrero, cuando sufrió una nueva lesión en el tobillo durante la derrota contra el Levante en el Ciudad de Valencia. Apenas unas semanas después, la pandemia del coronavirus paralizaba el mundo provocando una situación de lo más excepcional en el fútbol, con la suspensión de todas las competiciones y un futuro bastante incierto. Un panorama que comienza a despejarse en España, donde todo apunta a que se seguirá la misma estela que la Bundesliga, la primera gran liga que se reanudó en el fin de semana.

La ansiada vuelta del fútbol también supone una nueva oportunidad para el crack del Real Madrid, la cual no habría imaginado ni por asomo cuando se le diagnosticó la fisura en el peroné distal derecho. Así las cosas, no es difícil imaginar la enorme motivación del atacante, quien se ha preparado concienzudamente sorprendiendo a propios y extraños desde que los blancos volvieran al trabajo. A diferencia de lo que muchos podían temer tras lo ocurrido la pasada pretemporada, el último periodo de inactividad no ha sido un impedimento para que Hazard muestre un magnífico estado de forma, mientras que su tobillo también está respondiendo.

La vuelta de Hazard lo cambia todo para el Real Madrid

La estrella sabe que está ante su última oportunidad para que su primer curso en el Santiago Bernabéu no resulte un fiasco. Por ello, no es de extrañar que esté trabajando duro para fortalecer el tobillo y poder regresar cuando antes en óptimas condiciones. Aunque desde el club se muestran prudentes y no van a precipitar su vuelta antes de tiempo, lo cierto es que el belga está llamado a ser una de las grandes bazas del conjunto de Zinedine Zidane en su reñida lucha con el Barça por el título de Liga. Todo ello sin olvidar la vuelta de octavos de Champions contra el Manchester City, eliminatoria que está difícil pero no imposible. Su regreso, al igual que el de otro ‘fichaje’ para la recta final como es Marco Asensio, cambia totalmente el panorama que existía allá por marzo.