Otro lío entre el PSG y Neymar (y van unos 1000)

Neymar

Sigue forzando su salida

Por si tuviera pocos problemas Neymar en París, ahora el diario L´Equipe ha aireado un nuevo conflicto, entre los médicos brasileños de confianza del futbolista y los de su equipo, como no, con su padre de por medio. Al parecer, según publica en su edición digital el rotativo francés, cuando Neymar fue operado del quinto metatarsiano en 2018, el doctor Rodrigo Lasmar, de la selección canarinha, le colocó un tornillo asociado a un injerto óseo colocado al nivel de la lesión. Sin embargo, el pasado 23 de enero, Neymar recayó de la lesión.

Según le acusan los médicos del PSG, el tornillo era un poco más corto de lo que debería, y eso ha provocado que el brasileño vuelva a caer lesionado. Entonces los médicos parisinos eran partidarios de operar cuanto antes, pero Neymar, su padre y el doctor Lasmar, decidieron que podía esperar a jugar la Copa América. Así hicieron, aunque Neymar cayó lesionado de nuevo justo antes y se perdió el torneo.

Este nuevo conflicto vuelve a poner en evidencia las tensiones que hay entre Neymar, su entorno y todos los estamento del PSG, galenos incluidos. Cabe recordar que se ha perdido 48 partidos en dos años con el equipo parisino, una barbaridad por culpa de las lesiones. Un handicap que debe valorar el equipo que estime su contratación.

Dembele Barça

Tuchel y Dembelé

Las vías para la salida de Neymar pasan por Real Madrid y Barça a pesar de los problemas con Hacienda, Juventus, United o Bayern de Múnich. En el caso del Barça, pretenden abaratar la operación con otros futbolistas, y uno de los nombres que más ha sonado es Dembelé. Bien lo conoce Tuchel de su etapa en Dortmund, y asegura que sabe que el francés quiere triunfar en el Camp Nou porque ha sido su sueño de siempre.

Aunque ahora con la llegada de Griezmann parece tener más complicado poder jugar y convertirse en un futbolista determinante, y si las negociaciones continúan avanzando, quizá una charla con Valverde le haga ver la realidad y acepte ser moneda de cambio y volverse a poner bajos las órdenes de Tuchel, que sabe como sacarle su mejor cara y máximo rendimiento.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.