Los 6 propósitos del Atlético para 2020

Joao Felix Atletico

El equipo rojiblanco afronta un nuevo año repleto de desafíos

Goles por encima de todo

La pegada manda en el fútbol y es obvio que el Atlético ha tenido serios problemas en este aspecto durante lo que llevamos de temporada. Con Diego Costa primero en horas bajas y después de baja para un periodo indeterminado, toda la responsabilidad ha recaído sobre un Álvaro Morata que, pese a perdonar muchas oportunidades, ha transformado otras tantas sumando nueve dianas entre todas las competiciones. El ex de Juventus, Real Madrid y Chelsea no puede estar sólo en dicha tarea, por lo que no es descartable la llegada de otra punta de primer nivel en enero como pudiera ser Edinson Cavani.

La explosión de Joao Félix

La joven promesa portuguesa fue el gran fichaje del pasado verano, como indican los 120 millones de euros pagados al Benfica. Evidentemente, no se puede esperar que un futbolista de 20 años tome las riendas del equipo nada más llegar, pero la necesidad de que sea decisivo es cada vez mayor según avanza la temporada. Aunque los dos goles que suma en competición no suponen una cifra extraordinaria, bien es cierto que en sus últimas apariciones ha asumido galones en el apartado ofensivo. También se espera que aflore el instinto asesino de cara a portería que ya demostró el pasado ejercicio en Lisboa.

La conciliación de Simeone

El entrenador argentino sigue en la eterna búsqueda de un modelo de juego que aproveche todo el potencial ofensivo de sus jugadores sin renunciar a las señas de identidad que han hecho grande al Atlético desde su llegada. Tras siete años en el banquillo rojiblanco, es inevitable que la figura del argentino haya sufrido cierto desgaste y que incluso dentro de su propia afición haya quien lo cuestione, como se ha podido ver esta campaña de forma más clara que nunca antes. Del Cholo depende encontrar el camino para que la comunión vuelva a ser total en el Wanda Metropolitano.

Algo parecido a un milagro

Uno de los desafíos más complicados que el conjunto colchonero vislumbra en el horizonte es el duro cruce en Champions que espera contra el Liverpool. Además de ser el vigente campeón del torneo, el equipo inglés sigue mostrándose este curso como un rodillo siendo también el claro dominador de la Premier League. Aunque durante los últimos años han sido varias las ocasiones en las que el Atlético ha demostrado que puede echar a cualquier rival, tendrá que hacer muchas cosas bien y que la fortuna le acompañe para tumbar al temible cuadro de Jurgen Klopp.

Capear el temporal en Liga

La clave de la estabilidad del club durante la etapa de Simeone ha residido en la fiabilidad del equipo a la hora de clasificarse todos los años para la siguiente edición de la Champions, la competición que asegura los ingresos necesarios para seguir creciendo. Sin embargo, la pelea esta temporada está resultando más difícil que nunca debido al gran papel que están realizando otros conjuntos como Sevilla y Real Sociedad. A esto se le suma que el Atlético no ha terminado de encontrar una línea regular de resultados que en cursos anteriores le ha instalado en la zona alta de la clasificación, para lo que se antoja indispensable mejorar a domicilio.

A nadie le amarga un dulce

Aunque las obligaciones están en el torneo de la regularidad, el equipo rojiblanco tampoco debe renunciar a otros objetivos que pueden salvar la temporada como puede ser la Copa del Rey. Antes de entrar en el bombo de dieciseisavos, los del Cholo tienen a partir del 9 de enero otro compromiso importante en Arabia Saudí al disputar el nuevo formato de la Supercopa de España. Ganarle un título a Barça (rival en semifinales), Real Madrid y Valencia (ambos se jugarán la otra plaza en la final) también es un aliciente al que nadie le haría ascos.

Más info: El 2019 del Atlético: el año más difícil de la ‘era Simeone’