Marco Asensio tiene un problema (y es gordo): las fotos del último escándalo en el Real Madrid

Asensio

La actitud del mallorquín preocupa

Que los jugadores de élite viven en una burbuja es algo que no es para nada sorprendente a estas alturas. Se trata de una circunstancia que incluso puede acabar dañando una carrera deportiva. En todos los grandes equipos se han visto ejemplos de futbolistas que prometían mucho y han terminado perdiéndose en sus propios mundos. La juventud, el dinero y las malas compañías resultan un peligroso cóctel capaz de llevarse por delante la trayectoria de cualquier jugador a poco que no tenga la cabeza lo suficientemente amueblada.

En el Real Madrid esperan que ese no acabe siendo el caso de Marco Asensio, cuya actitud preocupa desde hace meses. Cuando dijo que él no debía tirar el carro, se pudo pensar que fue un pequeño desliz propio de unas declaraciones e incluso hubo quien llegó a defenderlo. Lo que realmente no admite justificación es su rendimiento en la última campaña, en la que ha dado un paso atrás que le deja al borde del abismo.

Sólo le ha salvado el regreso de un Zinedine Zidane que aún le tiene fe. De hecho, el mallorquín fue de los primeros en el vestuario que supo por boca del francés que entraba en los planes de su próximo proyecto. Si bien ese mensaje tranquilizador puede ser positivo en algunos casos, también es importante hacer ver a los jugadores que siempre se puede ser más exigente con uno mismo. El ejemplo perfecto en este aspecto lo dio Cristiano Ronaldo durante años, cuya ambición sin límites dejó una huella que todavía perdura en el club.

¿Mal asesorado?

Asensio no fue el único que decepcionó a la hora de cubrir el vacío que dejó el portugués, pero sí uno de los hombres más señalados. El propio futbolista debe ser el primero que tome conciencia de la situación para revertirla, y es ahí donde reside el verdadero problema. La sensación que transmite el balear es que permanece ajeno a tal realidad. Mientras le llueven los palos y las críticas por no haber querido participar en el Europeo Sub-21, el atacante ha seguido compartiendo las fotos de sus vacaciones a través de las redes sociales. Lo que se dice echar más gasolina al fuego.

View this post on Instagram

Amazing place.👌🏽🌴 #maldives

A post shared by Marco Asensio (@marcoasensio10) on

Un problema de comunicación que seguramente sea atribuible a su juventud y falta de madurez, pero que alguien debe hacérselo ver cuanto antes –ya sea desde su círculo más cercano o incluso el mismo club– si no quiere seguir poniéndoselo tan fácil a sus detractores. Sobre todo porque le espera una temporada complicada en la que su rendimiento va a ser mirado con lupa y en la que va a tener una competencia feroz con otras jóvenes apuestas como Vinicius Júnior, Rodrygo Goes e incluso puede que Brahim Díaz. Y tiene toda la pinta de que a ninguno de estos les falta ambición precisamente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.