El encontronazo con Zidane que marcó el principio del fin para Marcos Llorente (y es muy feo)

Marcos Llorente

Todo se remonta a la etapa de ambos en el Castilla

Es uno de los casos que más cuesta entender en el Real Madrid desde el regreso de Zinedine Zidane: ¿Por qué el francés sigue sin dar bola a Marcos Llorente? El mediocentro apenas ha participado en el partido contra el Huesca (el cual ni siquiera terminó) con el técnico galo al frente, mientras que ante Valencia, Eibar y Athletic se quedó fuera de la convocatoria. Pese a que Zizou ha llevado a cabo un amplísimo casting dando minutos a jugadores que antes estaban defenestrados, no ha sido así en el caso del ’18’.

Su situación genera controversia entre los aficionados debido a que Llorente es uno de los pocos futbolistas que había ilusionado en el presente curso. En ausencia del lesionado Casemiro, fue de los más destacados del pasado Mundial de Clubes demostrando ser un pulmón para el equipo. Incluso llegó a haber debate sobre si debía arrebatarle la titularidad al brasileño, aunque una lesión en el Clásico copero del pasado 6 de febrero truncó su meteórica progresión.

Llorente está sentenciado

Ya recuperado de aquellos problemas, con Zidane está teniendo muy difícil ganarse una oportunidad para figurar en sus planes para el próximo curso. La sensación es que el jugador simplemente no es de su gusto, si bien es cierto que la falta de ‘feeling’ puede remontarse a la etapa en la que ambos coincidieron en el Castilla. Así lo desveló ‘El Confidencial‘ en su momento hablando de “un encontronazo” que ha podido pasar factura al centrocampista desde entonces.

Zidane Real Madrid

De acuerdo a estas informaciones, todo fue a raíz de un motín que se vivió en el vestuario del filial madridista contra el galo debido a un supuesto trato de favor hacia su hijo Enzo. Al parecer, Llorente (que sí era titular habitual) le dijo las cosas claras a Zidane en un episodio que pudo marcar el principio del fin para el canterano. Desde entonces, ni su gran desempeño como cedido en el Alavés ni las buenas sensaciones trasmitidas en el presente ejercicio le han servido para convencer al técnico, con el que tiene los días contados. Incluso ya se habla del interés de otros equipos importantes de Europa.