Mbappé y Neymar: lo posible y lo imposible en el Bernabéu

Neymar Mbappe

Gran parte de los focos apuntarán a ellos en el Real Madrid – PSG

Han pasado más de dos años desde que el PSG dio el mayor golpe que se recuerda en materia de fichajes al hacerse de una tacada con Neymar Júnior y Kylian Mbappe. En primer lugar, el brasileño protagonizó una salida histórica del Barça después de que el equipo francés abonase los 222 millones de euros en los que estaba estipulada su cláusula de rescisión. Una colosal operación que confirmó que corrían nuevos tiempos en un fútbol donde los clubes-Estado amenazaban la posición de la vieja aristocracia europea.

Al menos sobre el césped, esto no ha sido así por el momento y el propio PSG es el ejemplo perfecto de ello. Ese mismo verano, el club propiedad de la familia del emir de Qatar firmaba otra jugada magistral al lograr hacerse con la incorporación de quien ya era la gran promesa del fútbol mundial. Aunque Mbappé se sintió más que tentado por el interés del Real Madrid, su entorno le acabó convenciendo para que continuase su carrera en Francia y aplazara su sueño de jugar en el Santiago Bernabéu.

El tren de Neymar ya pasó

Sin embargo, la llegada de estos dos galácticos no ha servido para que el conjunto galo logre siquiera romper la barrera de los octavos de final de Champions. Un rotundo fracaso que ha avivado los rumores sobre el futuro de sus dos joyas más preciadas. Y es ahí donde vuelve a emerger inevitablemente el nombre del Real Madrid. En el caso de Neymar, una vieja aspiración de Florentino Pérez desde que el Barça se lo arrebató en 2012, los rumores tomaron más fuerza que nunca el pasado verano, cuando el jugador parecía decidido a cambiar de aires  a toda costa.

Aunque no es un secreto que su primera opción siempre fue volver al Camp Nou, la opción blanca siempre estuvo ahí ante lo que pudiera ocurrir. Finalmente, el ‘10’ no se movió de París y, a día de hoy, todo apunta a que el club blanco ha renunciado definitivamente a su fichaje. Entre otras razones, esto puede deberse a que el auténtico objetivo a largo plazo es el de Mbappé. 

El sueño real de Mbappé

Aunque el PSG nunca dejará salir por las buenas a su futbolista más codiciado, tiene contrato hasta 2022 y, mientras no renueve, esto supone dejar la puerta abierta a la posibilidad de cumplir un sueño que tiene desde niño. Fue el propio presidente del Mónaco, Vadim Vasilyev, quien reveló el plan del atacante cuando se decantó por el PSG: “Me dijo: ‘Vadim, muy dentro de mí, siento que es demasiado temprano. Solo jugué un año en mi país, soy parisino, no quiero dejar mi país así. Quiero convertirme en un gran jugador aquí. El Real Madrid esperará… Es mi sensación’“.

Así las cosas, el proyecto del conjunto capitalino está obligado a despegar este curso en Europa para poder mantener a sus dos grandes estrellas. Después de que ambos se perdieran el choque de la primera vuelta en el Parque de los Príncipes, se reencuentran con un equipo al que de algún modo siempre han estado muy vinculados, el mismo que ya les apeó de la competición hace dos temporadas.