¡Que viene el coco!

Messi Morata Barça Atletico

Messi volverá a suponer la mayor amenaza para el Atlético

La misma obsesión de cada temporada acompaña a Diego Pablo Simeone y sus pupilos a la hora de afrontar un nuevo duelo contra el Barça. Aunque han pasado más de 13 años desde que Messi anotara su primer gol contra el Atlético, lo cierto es que los rojiblancos todavía siguen sin encontrar un remedio eficaz para pararle, si es que existe tal cosa.

De ahí que el equipo colchonero sea la segunda víctima preferida del astro azulgrana durante toda su trayectoria, frente al que ha firmado nada menos que 31 dianas y 7 asistencias en 40 partidos entre todas las competiciones. El único conjunto que supera al Atlético en este sentido es el Sevilla, ante el que el ‘10’ ha sumado 37 tantos y 16 pases de gol en 39 enfrentamientos. Con semejante impacto, no es de extrañar que a los rojiblancos les cueste vencer a los culés en la ‘era Messi’. Así lo reflejan también las estadísticas, ya que el balance del de Rosario contra el cuadro colchonero se salda con 24 victorias, 9 empates y 7 derrotas.

Un gol asegurado

Sin embargo, estos datos todavía resultan mucho más demoledores si se limitan exclusivamente a sus duelos en Liga, con 27 encuentros que se traducen en 18 triunfos, 5 empates y 4 derrotas. En esta competición, el argentino le ha endosado al Atlético 25 dianas que suponen una extraordinaria media de un tanto cada 87 minutos. Es decir que, si nos atenemos a las cifras, puede decirse que el Barça parte con 1-0 a su favor contando con su estrella para medirse a los rojiblancos. El último precedente liguero durante la primera vuelta tampoco supuso una excepción, ya que fue Messi quien decantó el choque a los 86 minutos con un solitario gol que bastó para tumbar a los de Simeone y que supuso su primera diana en el Wanda Metropolitano.

Contra esta tendencia tratará de lidiar el equipo del Cholo, el cual sí ha tenido algo más de éxito a la hora de frenar a su ‘coco’ en otros torneos. El caso más conocido de todos es el de la Champions, donde el conjunto colchonero consiguió apear a los azulgranas en dos ocasiones (cuartos de final de las ediciones 2013-14 y 2015-16) sin que el ‘10’ viera portería en ninguna de las eliminatorias. Es decir, nada menos que 360 minutos sin perforar la portería del Atlético en Europa, lo cual supone una extraordinaria excepción dentro de la normalidad del atacante de 33 años.

El gol 700 se le resiste

En cambio, Leo no falló a su cita con el gol la última vez que ambos equipos se vieron las caras en la Supercopa de España, aunque en esta ocasión no fue suficiente para evitar la derrota de los suyos. Sin embargo, de vuelta a la Liga, el rosarino confía en mantener su idilio anotador ante los rojiblancos. Un tanto que además tendría un valor especial para el capitán, quien sigue buscando su ansiado gol 700 como profesional que tanto se le está resistiendo. Desde que anotó contra el Mallorca nada más volver del parón, se ha quedado sin marcar en los últimos cuatro encuentros. Una sequía que tampoco ha impedido que el argentino siga siendo decisivo, como demostró en el último partido en Balaídos con dos asistencias a Luis Suárez.