La espantada de un Messi que vuelve a quedarse sin esa copa tan linda

Messi

El ’10’ es inevitable señalado del bochorno en Anfield

En toda derrota del actual Barça es inevitable que surja el nombre de Leo Messi. Para bien o para mal, el argentino siempre es protagonista y en Anfield salió cruz. Como ya ocurrió en Roma hace una temporada o en Turín hace dos, el ’10’ volvió a estar escondido en una noche clave. El bochorno es mayor tratándose del futbolista que este curso porta el brazalete de capitán y tampoco demostró carácter. Ningún grito del de Rosario durante el encuentro ni ninguna explicación al término del mismo, cuando dio la espantada ante los medios.

Igual de cierto es que nadie del equipo le acompañó en líneas generales (se salvó el carácter de Arturo Vidal, pero ni con eso llegó), por no olvidar que el crack fue también el principal artífice de la ventaja que el conjunto azulgrana se llevó a Inglaterra. De nada sirvió a la hora de la verdad, con un Messi que protagonizó 17 pérdidas de balón y entró poco en contacto con 35 pases buenos durante el choque. El fracaso es evidente teniendo en cuenta lo dicho por el argentino al comienzo de la temporada. Esa “copa tan linda” no permite desaparecer en los partidos decisivos.