¡Ojo a Mourinho! Su nuevo equipo y la bomba en el Real Madrid

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, con Mourinho en el congreso de la FIFA en París

La decisión del portugués afecta al club blanco

Con una trayectoria de prestigio a sus espaldas, no es de extrañar que el futuro de José Mourinho tenga en vilo al mundo del fútbol. El ruido en torno al portugués ha crecido durante los últimos días tras trascender que ha rechazado una oferta del Olympique de Lyon y que ya podría haber elegido nuevo destino, tal y como dejó caer el presidente del equipo francés, Jean-Michel Aulas. En el Real Madrid tampoco son ajenos a la situación del entrenador de Setúbal, quien se ha llegado a postular como la principal alternativa a Zinedine Zidane en caso de debacle. Aunque el francés ha enderezado el rumbo del conjunto blanco desde que se perdió en París, todavía hay cierto temor a una recaída.

Evidentemente, nadie del club le va a pedir al luso que espere eternamente por un regreso que puede no llegar a producirse nunca. Lo mismo se puede decir en el caso de Mourinho, que, aunque estaría encantado de volver, no va a rechazar otra oferta que también le pueda resultar atractiva. Y las últimas informaciones apuntan a que esa propuesta que el técnico habría aceptado es la del Tottenham Hotspur, donde Mauricio Pochettino se encuentra al borde de la destitución. El mal inicio de temporada protagonizado por el cuadro inglés ha generado la sensación de que el ciclo del argentino está totalmente agotado. Ante esta situación, el portugués ya está preparado para coger el banquillo de los Spurs y volver a entrenar en Inglaterra.

Bale Real Madrid

Bale puede irse con Mourinho

Un nombramiento que, además, podría tener consecuencias en el Real Madrid. Y es que la llegada del luso al norte de Londres acercaría también a Gareth Bale, quien sigue sin estar contento con el trato recibido por Zidane. En la última semana se ha hablado de que el galés se estaría planteando seriamente su salida en enero y no cabe duda de que el regreso a White Hart Line sería una de sus opciones preferidas. Y es que Mourinho estaría encantado de tener en su plantilla a un futbolista por el que ya insistió hasta la saciedad durante su etapa en el Manchester United.