Odriozola se la juega: el Real Madrid tiene atado a su sustituto

Odriozola durante un entrenamiento con el Real Madrid

El lateral no termina de convencer

Muy pocos son los elegidos para jugar en el Real Madrid, pero todavía son menos los que han tenido la capacidad de asentarse. Se dice que el club blanco es una trituradora de jóvenes, y por ejemplos está claro que no será. Ese escudo pesa y la exigencia en el Santiago Bernabéu es máxima, motivo por el que muchos futbolistas que llegaron ilusionando acabaron volviendo con el rabo entre las piernas. Álvaro Odriozola no quiere convertirse en el próximo nombre de la larga lista.

Al ex de la Real Sociedad le está costando aclimatarse a su rol de jugador ocasional. Con el indiscutible Dani Carvajal por delante, tiene poco que ganar y mucho que perder. Esa falta de tensión competitiva puede haberle pasado factura en varias de sus actuaciones como madridista que le han costado no pocas críticas. El ejemplo perfecto estuvo en el duelo de la primera jornada en Balaídos, donde no estuvo nada afortunado y fue salvado por el VAR en un gol anulado a Brais Méndez tras un error garrafal suyo.

Celebración de Achraf con el Borussia Dortmund

Achraf como posible reemplazo de Odriozola

Aunque el gol no subió al marcador, Zinedine Zidane debió tomar nota de lo ocurrido, ya que el lateral sólo disputó un partido más desde entonces hasta regresar a la titularidad el pasado sábado contra el Granada. Ante la ausencia total de laterales izquierdos con las lesiones de Marcelo, Ferland Mendy y Nacho Fernández, al galo no le quedó más remedio que alinear a Carvajal a banda cambiada y dar entrada en el once al defensor criado en Zubieta. Y lo cierto es que su respuesta no pudo ser mejor, ya que completó una excelente actuación.

Odriozola se ha puesto las pilas al comprender que su futuro en el Real Madrid podía verse seriamente comprometido. Y es que no hay que olvidar que Achraf Hakimi se encuentra cedido en el Borussia Dortmund y se está saliendo en este inicio de campaña. Por tanto, en caso de decidir desprenderse del exdonostiarra, su reemplazo ya estaría bien atado, ya que el marroquí ha mostrado su disposición para regresar. Así las cosas, el de San Sebastián debe defender el sitio con uñas y dientes.