Como aviones

Real Madrid Pintus

El trabajo de Pintus ha sido clave en la mejoría del Real Madrid. El preparador físico ha levantado al equipo de cara al tramo decisivo de la temporada

La destitución de Julen Lopetegui y la llegada de Santiago Solari trajo consigo otro relevo que se ha demostrado fundamental con el paso de las semanas. Una de las primeras decisiones del entrenador argentino fue recuperar a Antonio Pintus para el cuerpo técnico, cuyo trabajo ya está dando sus frutos.

Llegado al Real Madrid en el verano de 2016 por deseo de Zinedine Zidane, el preparador físico ha sido una parte importante de los éxitos cosechados por el conjunto blanco desde entonces. Aunque su labor ha sido siempre muy apreciada dentro del club, el italiano fue relegado a un papel secundario con la llegada de Lopetegui, quien trajo consigo a su propio cuerpo técnico.

Milagro Pintus

El antes y el después ha sido evidente. El cuadro madridista ha pasado de tocar fondo en octubre a transmitir actualmente una frescura física que también se está dejando notar en los resultados. Antes el equipo se caía a mitad de partido y era incapaz de responder a un marcador adverso. Sin embargo, la forma de la que se han conseguido los últimos triunfos evidencia que ahora los pupilos de Solari aguantan enteros los 90 minutos.

Casos individuales como el de Luka Modric corroboran este cambio, quien ha ido claramente de menos a más durante la temporada. Dentro del propio vestuario han sido conscientes de esta realidad y siempre han tenido presente a Pintus, a quien incluso Marcelo y Benzema llegaron a dedicar sus goles cuando Lopetegui aún se sentaba en el banquillo.

Una vez se ha remontado físicamente,los blancos se encuentran en perfectas condiciones de afrontar un mes de febrero en el que comienza el tramo más exigente y decisivo del curso. Todo ello por no hablar de las buenas noticias que llegan desde la enfermería, donde la plaga de lesiones sufrida ha quedado en el olvido.

El secreto del éxito

En el club se agarran a los revolucionarios métodos del turinés para creer en otro año de éxitos. El mejor aval a su labor es el doblete Liga-Champions conquistado hace dos temporadas (algo que no se lograba desde hace 50 años), cuando el Real Madrid pasó por encima de la mayoría de sus rivales en la recta final de competición. Para poder afrontar cada tres días un partido de máxima exigencia, Pintus prioriza trabajar la capacidad aeróbica, lo que permite que los jugadores obtengan constantemente un alto nivel de oxígeno en el cuerpo.

Los futbolistas entrenan a un alto ritmo durante hora y media para que así se sostenga este nivel de intensidad durante los partidos. El informe del preparador italiano contemplaba tener al equipo al cien por cien tres semanas antes de la Champions. Por el momento, todo marcha según el guión y los hombres del conjunto madridista ya vuelan sobre el césped.