La expulsión más insólita de Piqué

Gerard Piqué protagonizó la jugada más insólita del primer tiempo entre Barça y Olympiacos al ver la tarjeta roja por tratar de engañar al árbitro marcando un gol con la mano. El central, que ya había visto anteriormente la amarilla, fue mandado a las duchas por doble amonestación.

https://twitter.com/Tio_Fut/status/920735385059254274