Cuando el dinero no lo es todo

Florentino Perez Al Khelaifi Real Madrid PSG

Pese a gozar del respaldo financiero de Qatar, el PSG sigue lejos del Real Madrid

Que el dinero no compra títulos lo sabemos porque el PSG no ha ganado ninguna Champions (de hecho, ni siquiera ha pisado unas semifinales) a pesar de haber invertido más de 850 millones en fichajes sólo durante el último lustro. Por contradictorio que pueda parecer, algo similar ocurre a la hora de establecer cuál es el equipo más rico del mundo, posición que sigue ostentando el Real Madrid. Los recientes éxitos deportivos y el hecho de que el club blanco sea una marca consolidada tienen más peso en este sentido que el apoyo económico del estado de Qatar.

Ingresos

Las cifras no mienten. Según el prestigioso ranking Football Money League 2019 que elabora la consultora Deloitte, la entidad presidida por Florentino Pérez fue la que más ingresos generó, un total de 751 millones de euros. A la hora de desglosar esta cantidad, se comprueba que un 47% de las ganancias fueron gracias al apartado comercial (entendiendo como tal tanto patrocinios como publicidad), el 34% en concepto de derechos de televisión y un 19% por días de partido (entradas y otros aspectos relacionados con el propio evento). Para encontrar al PSG, hay que bajar a la sexta posición de clasificación, equipo que ingresó 542 millones durante el año.

Valor del club

Caso aún más sorprendente es el del famoso estudio que publica cada año la revista Forbes sobre los clubes más valiosos del mundo. De acuerdo a éste, el Real Madrid se mantuvo en el primer puesto del ranking estando tasado en 3.800 millones de euros. Sin embargo, lo realmente inesperado llega al comprobar que el PSG ni siquiera figura entre las diez primeras posiciones, ya que estaría valorado en unos 1.000 millones de euros, cifra muy lejana a la de los blancos.

Gasto en fichajes

Como ya se ha podido comprobar, lo que se dice en estos estudios poco tiene que ver luego con la realidad en el mercado, donde el PSG ha pagado cantidades inasumibles para el Real Madrid por estrellas como Neymar y Mbappé. Sin embargo, la tendencia de ambos clubes cambió en el último verano debido a la particular situación de cada uno. En el caso de la institución de Florentino Pérez, la necesidad de responder a una decepcionante temporada llevó a gastar 305 millones de euros en fichajes, más que ningún otro equipo de Europa. Por su parte, el PSG, limitado por la normativa del ‘fair play’ financiero, invirtió 95 millones en reforzarse.

Sueldos

Caso parecido al de los fichajes es el de los salarios, materia en la que el Real Madrid tampoco puede competir con las desorbitadas cifras que el PSG ofrece a sus estrellas. El ejemplo más conocido de todos es el de Neymar, el segundo futbolista mejor pagado del mundo al cobrar cerca de 37 millones de euros netos. Una cantidad que está muy por encima de los 15 ‘kilos’ que se embolsa cada temporada Bale, el jugador que más cobra del conjunto blanco. Mbappé, con un salario anual de 17,5 millones, también gana más que cualquier otro integrante del equipo merengue.