Un Madrid en caída libre

Real Madrid Shakhtar

Nuevo varapalo ante el Shakhtar

El Real Madrid se complica la Champions a las primeras de cambio tras perder ante el Shakhtar Donetsk por 2-3 en el Alfredo di Stéfano. Los blancos pagaron una dramática primera parte y suman una segunda derrota consecutiva que vuelve a dejar muy malas sensaciones.

Lo menos que se esperaba del cuadro merengue tras una derrota como la del Cádiz era un cambio de actitud. Lo cierto es que salió con una caraja similar o peor que la del pasado sábado, para goce de un equipo ucraniano que jugó a su antojo durante todo el primer tiempo. Sería complicado enumerar todas y cada una de las carencias mostradas por los de Zidane. Probablemente, la más evidente y familiar de todas fue la autopista habilitada por Marcelo en el costado izquierdo, aunque sin desmerecer el aturdimiento de Militao.

El Shakhtar vio el cielo abierto ante la débil presión local y los enormes espacios que encontró a la espalda de la defensa. El resultado fueron tres goles en los primeros 45 minutos, aunque pudo caer alguno más de no ser por Courtois. Poco pudo hacer el belga ante el disparo de Tete que supuso el 0-1 a la media hora de encuentro. El sainete continuó apenas cuatro minutos más tarde, cuando Varane se marcó en propia al intentar despejar un rechace de su guardameta. Para rematar la nefasta primera mitad, Manor Salomon firmó el tercero aprovechando otra contra que mostró las vergüenzas de Marcelo.

El Real Madrid trató de remontar sin éxito en el segundo tiempo

Tenía que mejorar el Madrid en el segundo tiempo por la simple razón de que era imposible empeorar lo visto hasta entonces. A base de corazón, lograron los pupilos de Zizou meterse en el choque con goles de Modric y un recién entrado Vinicius. El croata sorprendió a Trubin con un zapatazo desde su casa, mientras que el brasileño tuvo la fe y la pillería que le faltó a muchos de sus compañeros al robarle la cartera a Marlos y perforar la portería ucraniana.

Evidentemente, los blancos tuvieron que asumir riesgos para buscar la remontada, algo que no aprovechó un Shakhtar que perdonó claras ocasiones para dejar sentenciado el choque. No faltó el clásico arreón del Madrid, que esta vez se vio frustrado por el VAR al invalidar un tanto de Fede Valverde en el descuento por fuera de juego posicional de Vinicius. Decir que el empate hubiera sido justo sería faltar a la verdad. Mala señal de cara al Clásico en el Camp Nou que afrontará el equipo de Zidane dentro de apenas tres días.