Toca levantarse

Real Madrid Kroos

No es momento para dejarse llevar por la melancolía. El Real Madrid debe olvidar el doble varapalo ante el Barça y agarrarse a la Champions con fuerza. Ya habrá tiempo para debatir sobre la plantilla que se construyó en verano, la gestión de Solari o la decepcionante temporada de ciertos jugadores. Pese al 1-2 logrado en Ámsterdam, el Ajax exige una reacción inmediata para enderezar el rumbo. Los holandeses tienen mucha calidad y ya demostraron de lo que pueden ser capaces si huelen las dudas de su rival.

Los blancos lo fían todo una temporada más a Europa y ya se sabe cómo acabó esto en anteriores ocasiones. Ese pasado reciente es el principal argumento al que se aferra el madridismo para no perder la esperanza, ya que en cuanto a lo futbolístico no hay mucho a lo que agarrarse. La sensación es que falta gol y que, con los hombres de la medular agotados, tampoco hay fútbol. Por no hablar de una defensa a la que le cuesta dejar la portería a cero y que se las tiene que arreglar sin Sergio Ramos para las dos próximas citas en este torneo.

Sin embargo, en el fútbol todo puede cambiar de un día para otro y más si se trata de la Champions y el Real Madrid. Los seis partidos que le separan de la gloria serán un camino mucho más asequible si Vinicius afina de cara a puerta o si hombres como Kroos y Modric recuperan su mejor forma. A la espera de que todo esto pase, no queda otra que tirar del pundonor que también ha caracterizado a este club tantas veces, el que ya están demostrando jugadores como Reguilón.

El carácter es lo último que le queda a un equipo que se lo juega todo en su próxima cita. Solari también tiene una última oportunidad para convencer de que debe seguir en el banquillo, si bien es cierto que para él ya no existe el más mínimo margen de error. Entre tanto, no vendan la piel del campeón. Mientras hay Champions, hay vida para el Madrid.