El campeón se queda corto

Real Sociedad Real Madrid

El Madrid dominó pero no remató

El Real Madrid protagonizó un agrio comienzo de Liga al no lograr pasar del 0-0 frente a la Real Sociedad en Anoeta. La falta de mordiente lastró al conjunto de Zidane, quien presentó un once muy ofensivo con Casemiro como sorprendente ausencia y Odegaard como principal novedad. Si a esto se le suma la no menos atrevida propuesta del equipo donostiarra, el resultado fue un partido con ritmo y muy entretenido, al contrario de lo que indicó el resultado final.

Los blancos dominaron durante la mayor parte del choque, si bien los locales tuvieron las más claras para adelantarse en el marcador. La primera de ellas llegó al filo del descanso en botas de Isak, cuyo disparo fue salvado por un pie milagroso de Courtois. Tras la reanudación, también la tuvo Barrenetxea con un remate de volea que pasó muy cerca de la portería del belga.

La extraña decisión de Zidane… ¿con mensaje al club?

Vuelve el Real Madrid a dejar la sensación de que sólo con Benzema no basta en la delantera. El debate sobre la necesidad de tener un ‘9’ contrastado que le complemente volverá a estar en boga tras lo acontecido en San Sebastián. No parece que la solución sean Jovic o Mayoral, a quienes Zizou dejó en el banquillo prefiriendo dar minutos a los canteranos Marvin y Arribas. ¿Mensaje del galo al club? Lo que quedó patente es que ni la buena actuación del punta francés ni la de Vinicius -también de lo más destacado de los suyos- condujeron hacia el gol. Al menos a ellos se les vio intentarlo, a diferencia, por ejemplo, de un desaparecido Rodrygo.

A pesar de tener la posesión, los blancos fueron previsibles en los metros finales y no atinaron en sus escasas oportunidades. En definitiva, el cuadro de Zidane sigue atesorando las mismas virtudes y defectos del pasado curso. Si entonces alcanzó para ganar el título liguero sin grandes alardes, este primer tropiezo sugiere que el campeón se puede quedar algo corto a día de hoy. Y de Europa mejor ni hablamos.