Sergio Ramos ni le mira: juega en el Real Madrid y le hacen el vacío

Sergio Ramos Real Madrid

Momento revelador en la final de la Supercopa

El Real Madrid ha declarado el estado de optimismo tras comenzar el 2020 con la conquista de la Supercopa de España. A estas alturas, ya nadie discute que Zinedine Zidane ha conseguido recuperar a un equipo que vuelve a ser firme candidato a todos los títulos. La vieja guardia, con Sergio Ramos a la cabeza, está demostrando que todavía no ha dicho su última palabra, mientras que algunos de los más jóvenes también se están abriendo paso.

Sin embargo, es inevitable que de vez en cuando surjan algunos choques y que todo deje de ser perfecto en el vestuario blanco. Así se pudo comprobar sobre el césped en la misma final contra el Atlético, donde se apreciaron varios detalles reveladores en el Real Madrid a la hora de establecer quienes lanzarían en la tanda de penaltis. Fue en este momento cuando Zizou decidió echarse a un lado y que fueron los propios futbolistas quienes se encargarán de decir. Por tanto, fue el capitán quien asumió el liderazgo secundado por otro hombre importante como es Toni Kroos.

Vinicius Real Madrid

Sergio Ramos ignoró a Vinicius

El centrocampista alemán fue quien decidió que uno de los disparos desde los once metros debía ser para Rodrygo Goes. Se ve que el teutón tiene buen ojo, ya que la ejecución del atacante brasileño fue impecable. Sin embargo, esta gran confianza que hay depositada en el ex del Santos contrasta totalmente con la que hay en Vinicius Júnior. Tal y como se pudo apreciar en las imágenes que desveló Movistar, el futbolista de 19 años se ofreció para encargarse de uno de los penaltis, pero Sergio Ramos ni se enteró o no quiso darse por enterado.

Una vez más, son inevitables las comparaciones entras las dos promesas brasileñas del Real Madrid, quienes son el día y la noche a la hora de disparar a portería. Probablemente, esa sea la razón por la que los pesos pesados pidieron a Rodrygo e hicieron el vacío a Vinicius. A falta de mejorar su definición, el ex del Flamengo tiene otras cosas buenas que ofrecer para conseguir que sus compañeros le tengan en cuanta, como ya demostró el pasado curso.