Solari y Marcelo tuvieron un tenso encontronazo en Valladolid

Marcelo cambio Solari

La victoria ante el Valladolid no ha rebajado los ánimos en el Real Madrid, donde la ruptura entre Santiago Solari y varios futbolistas de la plantilla continúa siendo total. El último encontronazo lo escenificó el técnico argentino con Marcelo, a quien dio entrada en el minuto 88 de partido debido a unas molestias de Reguilón. Pese a todo, la decisión no gustó nada al brasileño al considerar que hacerle jugar los minutos de la basura (los blancos ya vencían por 1-4) era una humillación.

El lateral reaccionó con incredulidad a la llamada para ingresar en el terreno de juego (se desconoce si le llegó a decir algo o simplemente quedó en un una mala cara) y, producto de ese enfado, se mostró indiferente a las últimas instrucciones que su entrenador le dio en la banda. Según revelaron en ‘El Chiringuito’, ambos no se saludaron tras el pitido final pese a que Solari sí fue dando la enhorabuena uno por uno al resto de jugadores.

Un episodio que muestra la deteriorada relación que existe entre el de Rosario y sus futbolistas, algo que incluso podría costarle el cargo en los próximos días. En los días previos al choque, el técnico protagonizó una dura charla en la que recriminó a la plantilla el “no haber estado a la altura del escudo”, como él mismo reconoció en una incendiaria rueda de prensa en la que cargó contra jugadores en concreto como fue el caso de Isco. Por su parte, el segundo capitán también se ve de nuevo en el foco polémica apenas unas horas después de destaparse la discusión que mantuvo con Sergio Ramos en el entrenamiento del pasado sábado.