Tom Starke, el rey del mínimo esfuerzo: 10 partidos jugados y 13 títulos

El caso de Tom Starke, guardameta del Bayern Múnich, es uno de los más rocambolescos que se pueden encontrar en el mundo del fútbol. El portero de 36 años llegó en 2012 procedente del Duisburgo con la ilusión de ganar títulos, algo que ha cumplido con creces. Lo que probablemente no esperaba, era hacerlo con tan escaso protagonismo.

Tanto que por el momento suma más trofeos que sus diez partidos disputados con el conjunto bávaro: 5 Bundesligas (2013, 2014, 2015, 2016 y 2017), 1 Champions League (2013), 1 Mundial de Clubes (2013), 1 Supercopa de Europa (2013), 3 Copas de Alemania (2013, 2014 y 2016) y 2 Supercopas de Alemania (2012 y 2016). En cualquier caso, tendrá algo que contar a sus nietos, aunque sea simplemente por su fantástico palmarés.