Una Segunda de primera

Segunda Zaragoza Tenerife Kagawa

La lucha por el ascenso estará comprimida al máximo

Una temporada más, la Segunda española se presenta como un campeonato repleto de alternativas y sin un claro favorito para el ansiado objetivo del ascenso. La teoría dice que los conjuntos con más presupuesto y nombre parten con más opciones para estar en la parte alta de la tabla, pero cada año vemos cómo todo esto queda en agua de borrajas. En la práctica, cualquiera puede ganar a cualquiera y la clasificación suele estar en un puño hasta que las cosas empiezan a definirse en la recta final del curso.

En el mejor de los casos, algún equipo puede encadenar una buena racha de resultados y escaparse del resto del pelotón camino al ascenso directo, como fue el caso de Osasuna el pasado curso. No obstante, lo más habitual es verse involucrado en una larga lucha en la que un par de triunfos o tropiezos marcan la borrosa frontera entre soñar y sufrir. Por si todo ello fuera poco, la disputa del ‘play-off’ le añade a la competición un plus de incertidumbre, donde también está comprobado que todo puede suceder.

Los gallos de la categoría

Pero las expectativas siempre existen y, en este caso, buena parte de ellas recaen sobre los clubes recién descendidos. La ayuda económica que ofrece LaLiga en estas circunstancias ha permitido que Girona, Rayo Vallecano y Huesca logren retener a gran parte de sus jugadores y realizar interesantes incorporaciones. Tres equipos que, pese a la pérdida de categoría, compitieron en Primera sin perder el tipo hasta el final, lo cual les convierte en grandes candidatos. Caso parecido es el de Deportivo de La Coruña, Málaga y Albacete, conjuntos que el pasado ejercicio se quedaron a las puertas del ascenso cayendo en el ‘play-off’.

Especialmente dramático fue para el cuadro coruñés, que lo tuvo al alcance de su mano tras sufrir una histórica remontada contra el Mallorca. Habrá que ver si en Riazor tienen más éxito con el nuevo proyecto liderado por un entrenador contrastado en la categoría como es Juan Antonio Anquela. Más incierto si cabe es el futuro para el Málaga, que ha vivido un verano muy complicado debido a los problemas con el tope salarial y los bandazos del máximo accionista del club, Abdullah Al-Thani.

Ojo a los recién ascendidos

Entre los equipos a tener en cuenta tampoco pueden faltar históricos como Zaragoza, Sporting de Gijón, Oviedo y Las Palmas, obligados por nombre a retornar a Primera. En el caso del cuadro aragonés, van nada menos que siete temporadas consecutivas en la división de plata. Demasiado tiempo para un ilustre del fútbol español que se ha reforzado a lo grande con Shinji Kagawa, quien sin duda ha protagonizado el fichaje más mediático del campeonato.

También generará expectación el papel de los recién ascendidos: Fuenlabrada, Racing de Santander, Ponferradina y Mirandés. Todos ellos conjuntos que parten con el objetivo más inmediato de lograr la permanencia, aunque sin renunciar a cotas mayores tras asistir a precedentes como el del Mallorca en la pasada campaña.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.