La vieja normalidad de Benzema y la vuelta de Hazard bastan al Madrid

Real Madrid Eibar Hazard Benzema

Los blancos derrotan al Eibar con siesta incluida en el segundo tiempo

El Real Madrid protagonizó un positivo regreso a la nueva normalidad del fútbol tras derrotar por 3-1 al Eibar. A los de Zidane les bastó con comparecer en la primera parte para asegurar el triunfo y replicar al Barça en su carrera por el título de Liga.

Había dudas sobre cómo podía sentirle a los blancos los tres meses de inactividad y la mudanza a un desangelado Estadio Alfredo Di Stéfano. Poco más de tres minutos fue el tiempo que apenas necesitó Kroos para disiparlas con un elegante derechazo a la escuadra tras recoger un rechace en la frontal. Pareció en primera instancia que podía existir un fuera de juego previo de Benzema, pero el VAR confirmó que estaba en posición legal

Precisamente, fue el delantero francés quien más brilló con luz propia en la primera mitad ofreciendo todo un repertorio marca de la casa. Por si fuera poco, el ‘9’ hizo gala de su productiva sociedad con Hazard, quien también se mostró entonado tras volver de su lesión. Ambos atacantes tejieron el contraataque que Sergio Ramos inició con una recuperación y que el propio defensor se encargó de culminar para hacer el 2-0.

Aún más espectacular fue la jugada que trenzaron en el tercer tanto anotado por Marcelo. El galo leyó perfectamente el desmarque de su compañero y el disparo de éste se encontró con la manopla de Dmitrovic, pero el lateral brasileño no perdonó en el rechace. Tres fogonazos de fútbol habían bastado a los de Zidane para encarrilar el choque antes del descanso.

El monumental enfado mostrado por Mendilibar en la zona técnica debió surtir efecto en el entretiempo, si bien también ayudó la relajación de un Real Madrid que pronto empezó con el carrusel de cambios. El conjunto armero apretó más en el segundo tiempo obteniendo como premio el gol firmado por Pedro Bigas, además de obligar a Courtois a realizar varias intervenciones de mérito. En cualquier caso, la reacción fue insuficiente para poner contra las cuerdas a los blancos, quienes hicieron rápido los deberes para sumar tres puntos que les vuelven a colocar a dos del Barça.