La puntería de Vinicius y los ejemplos que demuestran que el gol se aprende

Vinicius

En el Real Madrid tienen motivos para ser pacientes

Vinicius Júnior se ha convertido en objeto de críticas desmedidas durante los últimos tiempos por sus problemas para ver portería. Desde que llegó al Real Madrid, el brasileño ha demostrado con creces que es un jugador con unas fantásticas condiciones, pero su mala toma de decisiones en los últimos metros le está perjudicando en exceso. Con 5 goles anotados en los 44 partidos que ha disputado con la camiseta blanca en estas dos temporadas, es evidente que sus cifras están lejos de lo que se entiende por un atacante con instinto asesino.

Este curso, las comparaciones han resultado inevitables con su compatriota Rodrygo Goes, quien ya suma 6 tantos en el Real Madrid habiendo disputado apenas 13 partidos entre todas las competiciones. El ex del Santos es el ejemplo perfecto del delantero que posee un don innato para marcar, aunque usar esto como arma arrojadiza contra Vinicius sería un error. Y es que hay motivos pare tener paciencia con el ’25’ y confiar en que esta acabe dando sus frutos.

Así lo exponía el propio jugador tras el último partido contra el Brujas, en el que sí tuvo la suerte de perforar la portería rival: “A Sterling en el City también le costaba meter goles. Salí de Brasil muy temprano y estoy trabajando mucho para hacer grandes cosas”. El ex del Flamengo tiene toda la razón al referirse al caso de la estrella inglesa, quien vivió sus tres primeras campañas en el Liverpool y las dos en el Manchester City sin superar la barrera de las 7 dianas en Premier League. Sin embargo, la llegada de Pep Guardiola marcó un antes y un después para un futbolista que el pasado ejercicio anotó 17 goles y 18 en el anterior.

Mane Salah Liverpool

Mané y Salah también sirven de espejo para Vinicius

De hecho, el de Sterling no es el único espejo en el que Vinicius se puede mirar, ya que su caso también es muy similar al de otras dos figuras que actualmente dominan Inglaterra y Europa como son Sadio Mané y Mohamed Salah. En el caso del egipcio, para refrescar la memoria de los aficionados madridistas, cabe recordar su actuación en los octavos de final de la Champions 2015-16 con la Roma en el Santiago Bernabéu, donde marró varias ocasiones clamorosas. Mucho ha cambiado la puntería del egipcio desde entonces, quien suma 80 goles en los 85 encuentros que ha jugado durante su etapa en el Liverpool entre todas las competiciones.

En cuanto al senegalés, tampoco había sido el killer que es hoy en el área contraria hasta que el pasado ejercicio se produjo su explosión definitiva firmando 26 dianas en el global de la temporada, el mejor registro de su carrera. Al igual que Vinicius, todos estos atacantes comenzaron a destacar en la élite por su velocidad y potencia desbocada, la cual les lastraba a la hora de definir. Sin embargo, acorde han adquirido aprendizaje y experiencia, han logrado convertirse en tres de los mejores atacantes del panorama actual. Hay motivos para creer que el caso de la joven promesa del Real Madrid no tiene por qué ser diferente.