Zidane nunca le quiso (y se lo carga): de capricho de Florentino a juguete roto del Real Madrid

Zidane

El galo ya ha avisado a algunos jugadores de que no cuenta con ellos

Gareth Bale no es el único que ya se ha enterado a través de Zinedine Zidane que tiene las horas contadas en el club blanco. El técnico francés ha decidido ir de frente con aquellos jugadores con los que no cuenta la próxima temporada, a los que ya ha puesto en aviso para que vayan buscando nuevo equipo. Según el diario ‘Marca‘, hay otros dos futbolistas además del galés que han recibido malas noticias por parte de su entrenador: Marcos Llorente y Dani Ceballos.

Sólo hay que fijarse en las oportunidades que han contado desde el regreso del galo para darse cuenta de que su continuidad en el Santiago Bernabéu se antojaba más que complicada. Sobre el canterano, mucho se ha especulado con las razones de Zizou para no tenerle en cuenta (El encontronazo con Zidane que marcó el principio del fin para Marcos Llorente), pero lo que queda claro a estas alturas es que no resulta de su agrado. Más extraño si cabe es el caso del ex del Betis, llegado en el verano de 2017 ya con el francés en el banquillo. Avalado tras brillar en el Europeo Sub-21 disputado por aquel entonces, el de Utrera se convirtió en una apuesta de Florentino Pérez evitando de paso que acabara recalando en el Barça.

Ceballos

Falta de ‘feeling’

Sin embargo, Zidane dejó claro desde el primer momento que tiene sus propias preferencias y apenas contó con el centrocampista en su primera temporada, en la que disputó un total de 22 partidos, aunque sólo 9 de ellos jugando de inicio. La falta de sintonía que hubo entre ambos quedó patente cuando Ceballos ya creía que el técnico galo era cosa del pasado. Ocurrió el pasado mes de septiembre, cuando Julen Lopetegui le dio bola y el futbolista se envalentonó en una entrevista concedida a Radio Marca.

“Yo trabajaba, intentaba ponérselo difícil, pero llegaba un momento que ves que es imposible. Marco dos goles en Vitoria y al día siguiente en Dortmund jugué un minuto. Cuando pasan las semanas y no te sientes importante, es más difícil. Hubo un momento en que di la temporada por perdida, estábamos a 15 puntos en Liga y solo nos quedaba la Champions pero yo no entraba en la dinámica […] Hubo un momento de la temporada que Kroos y Modric estaban lesionados y él cambiaba el sistema para poner a otros jugadores. Eso te quema un poco y te duele”, reconoció.

Nadie imaginó por aquel entonces el loco desarrollo de los acontecimientos en el banquillo blanco, con la caída en gracia de Lopetegui, el ineficaz remedio de Santiago Solari y, finalmente, el regreso de Zidane el pasado mes de marzo. Aquellas declaraciones de Ceballos se han terminado volviendo en su contra, pero lo cierto es que, de no haberlas hecho, probablemente tampoco habría cambiado nada. El problema del utrerano es simplemente que su actual técnico nunca le consideró necesario.