La fórmula Zidane: 10 claves de la metamorfosis del Real Madrid

Zidane Real Madrid

El francés ha recuperado al equipo gracias a varios aciertos

Estabilidad en la portería

Una de las papeletas más complicadas que tenía Zidane a su llegada era resolver el debate de la portería. La apuesta por Courtois en detrimento de un Keylor traspasado al PSG le costó no pocas críticas al principio, aunque el tiempo le ha terminado dando la razón. Sin sentirse discutido, el belga por fin está ofreciendo su mejor nivel.

Un muro defensivo

Las cifras no engañan. El Real Madrid es el conjunto que menos goles ha recibido del campeonato: tan sólo 13 en contra. Zizou ha conseguido armar un bloque cohesionado y ha rejuvenecido la retaguardia con fichajes que están ofreciendo un buen rendimiento como Mendy y Militao.

Una medular revitalizada

Si el conjunto blanco defiende mejor es gracias en buena medida a que el equipo también está bien sujeto en el centro del campo. El despliegue físico de Fede Valverde ha proporcionado equilibrio y dinamismo, mientras que Casemiro, Kroos y Modric vuelven a estar a su mejor nivel.

El ataque más coral

A falta de la cincuentena de tantos que aportó Cristiano durante tantas temporadas, uno de los grandes desafíos del Real Madrid era reinventarse en esta faceta. El francés ha conseguido armar un ataque más coral, con hasta 15 futbolistas distintos que han marcado en Liga. De los 39 goles que suma el equipo en el campeonato, 19 han sido de defensas o centrocampistas.

El método Dupont funciona

Salta a la vista que este Madrid es otro en el apartado físico respecto al del pasado ejercicio. Mucho tiene que ver en este sentido el trabajo de Grégory Dupont, el preparador que llegó el pasado verano como sustituto de Antonio Pintus. Avalado por su labor en la Francia campeona del mundo, Zidane dio totalmente en el clavo al apostar por él.

Manejo del vestuario

El galo ha conseguido recuperar a jugadores que estaban totalmente desconectados siendo Isco el perfecto ejemplo. Por otro lado, jóvenes como Rodrygo y Vinicius también se muestran enchufados. Una situación que guarda similitudes con la de la famosa ‘unidad B’ que tan importante fue en el doblete Liga-Champions de 2017.

Manejo de la crisis

La reconstrucción del conjunto blanco no ha sido un camino de rosas y sólo hay que recordar cuál era la situación allá por el mes de octubre, cuando incluso se cuestionó la continuidad del propio Zidane. A pesar de todo, éste siempre mantuvo la calma y supo mantener la unidad de una plantilla que ha demostrado estar a muerte con su entrenador.

Flexibilidad táctica

Aunque se le ha tildado de ser un estratega mediocre e incluso un alineador, lo cierto es que Zizou lleva tiempo demostrando que sabe mucho más de lo que se dice. Esta temporada ha creado un equipo camaleónico y que ha funcionado con diferentes esquemas, como fue el caso de la Supercopa, cuando sorprendió con un 4-5-1 que dio un excelente resultado.

La flor de sigue intacta

Al gran trabajo realizado por Zidane en el día a día se le suma una puntualidad infalible en las citas decisivas. Lo volvió a demostrar en la final de la Supercopa contra el Atlético, en la que la balanza se decantó a favor de los blancos en los penaltis. Sólo así se consiguen los diez títulos que ya ha conquistado en el banquillo madridista, con una media de uno cada 20 partidos.

Falta lo mejor

Y a la magnífica obra del técnico francés todavía le falta la guinda si tenemos en cuenta el largo tiempo que lleva Hazard en la enfermería o la grave lesión de Asensio. A poco que todas las figuras coincidan y tengan continuidad, este equipo puede estar preparado para aspirar a todo.